Turistas recorriendo Sevilla
Turistas recorriendo Sevilla EUROPA PRESS - Archivo

El concejal de Hábitat Urbano y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE), ha apostado por "regular pero sin prohibir" los pisos turísticos, "hilando muy fino" para que la justicia no tumbe las medidas, "pero sin dejar que esto sea un campo sin vallar", una situación ante la que reclama un marco estatal para poder avanzar ante unos tipos de viviendas para las que en el último año y medio se han entregado 1.500 nuevas licencias, aunque se denegaron otras 200.

Muñoz presentó el martes ante la Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos Turísticos su propuesta de modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para establecer una primera regulación municipal sobre las viviendas turísticas y que éstas pasen a ser consideradas como alojamientos turísticos dentro de un uso general de "hospedaje de carácter terciario", lo que establecería condiciones en cuanto a su posible implantación.

A preguntas de los periodistas, en rueda de prensa, Muñoz explica que las viviendas turísticas suponen un tipo de alojamiento que no está reflejado actualmente en el PGOU ni en ninguna ordenanza municipal, por lo que se ha plantado a la citada comisión la modificación del primero y la creación de la segunda para que se establezca una tipología específica.

Recuerda que hay sentencias desfavorables a los ayuntamientos, como al de Oviedo, que tratan de limitar este tipo de pisos "por afectar a la libre competencia". "Tenemos que hilar muy fino pero sin que esto sea un campo sin vallar, regulando pero sin prohibir", advierte, tras agregar que "la oferta legal tiene unos requisitos que cumplir y parece lógico que estos pisos también tengas unos condicionantes".

Además, advierte de que el Estado está descentralizado y que medidas como las que se ponen en marcha en Cataluña o en Islas Baleares no son posibles que se realicen aquí sin una aprobación estatal al no contar con las mismas competencias que sí tienen esas regiones.

Espera que todo ello esté aprobado "cuanto antes", aunque advierte de que esto "no resolverá la casuística que también ocurre en otras ciudades porque se necesitan un cambio de normativa a nivel superior". "Todas las pelotas no deben estar en el tejado de los ayuntamientos", insiste.

La portavoz de la Plataforma por el Derecho al Descanso y presidenta de la Asociación de Vecinos Plaza de Armas, Lola Dávila, también presente en la rueda de prensa, ha explicado que seis entidades vecinales se han unido para pedir al Ayuntamiento que paralice el otorgamiento de licencias hasta que se ejecute la modificación del PGOU y se cree la ordenanza, ante lo que Muñoz ha advertido de que eso no es posible teniendo en cuenta la labor administrativa de la Gerencia de Urbanismo, que ha de concederlas si cumplen unos determinados requisitos ya establecidos.

Al respecto, desde la propia Gerencia se ha señalado que se llevan a cabo reuniones mensuales con la Junta de Andalucía para unificar criterios en cuanto al otorgamiento de esas licencias, de las que en el último año y medio se han dado 1.500 y se han denegado otras 200.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.