Isabel Bonig en imagen de archivo
Isabel Bonig en imagen de archivo I.CABALLER/CORTS - Archivo

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha negado que el líder de su formación, Pablo Casado, haya pedido la devolución de las competencias de educación al Estado, sino que ha subrayado que lo que su formación defiende es dotar a la Inspección General del Estado de herramientas para que pueda actuar en caso de que no lo haga la Inspección autonómica en asuntos en los que se vulnere la ley o se incumplan sentencias.

Por su parte, los partidos que conforman el Acord del Botànic -PSPV, Compromís y Podem- y Cs han considerado que las afirmaciones de Casado buscan "arañar votos" a VOX y tienen que ver con "esa competencia en la derecha por ver quién dice la burrada más grande".

Bonig, en atención a los medios de comunicación en los pasillos de Les Corts, ha subrayado que lo que piensa el PP y Casado es que "lo importante es que la educación pública sea de la mejor calidad y que saquemos el debate político de la escuela y hagamos una educación de calidad".

Por tanto, ha puntualizado que el PP "no está diciendo ni está a favor de la recentralización de las competencias en materia educativa", pero ha apostillado que "hay una realidad y es que hay comunidades autónomas que incumplen esta máxima de sacar la politización en las aulas" como, a su juicio, se ha visto en Cataluña y "desgraciadamente en la Comunitat donde el PSPV consiente y permite que se incumplan las sentencias judiciales que han anulado un proyecto lingüístico porque es ilegal y contrario a la Constitución".

Ante esta situación, ha defendido que tiene que actuar la Inspección de la comunidad autónoma y "en el caso de que no actuase o no se le dejase realizar la su función de evitar adoctrinamiento, que se arbitre a la Inspección General del Estado de todas las herramientas para que se pueda actuar". "Eso no es recentralizar las competencias educativas, sino dotar de instrumentos para que la educación pública sea de calidad y despolitizada", ha defendido.

Bonig ha afirmado que la competencia es de las CCAA que "tienen que tener instrumentos legales como la inspección para actuar y en el caso de que la Inspección de la comunidad autónoma no actúe por indicación política e incumpla la normativas, que se dote a la Inspección General del Estado con instrumentos para que se cumplan las leyes y las sentencias".

"Eso es lo que defiende el PP y mi presidente nacional. Nosotros no abogamos por recentralizar, sino porque la Inspección sea fuerte e intervenga en el caso de que no lo haga la Inspección autonómica", ha insistido.

FERRI: EL PP BUSCA APROXIMARSE A VOX

Sin embargo para el síndic de Compromís, Fran Ferri, lo que busca el PP es "aproximarse más a la tesis de VOX" que "está estirando a PP y Cs hacia la extrema derecha". Ha considerado que la devolución de competencias que actualmente son de las autonomías supondría volver al pasado y "a un modelo de estado centralista y autoritario que no reconoce la pluralidad, plurinacionalidad y las diferentes culturas".

"Parece que es una voluntad de acabar con modelos como el del plurilingüe, XarxaLlibres, la subida de becas y con un modelo educativo que sirve como sensor social y equipara a todos los ciudadanos", ha indicado.

Para Manolo Mata, del PSPV, es "una vergüenza intolerable" y ha advertido de que "quienes coquetean con las ideas de la extrema derecha son los que están poniendo el estiércol y la semilla para que eso crezca". A su juicio, lo que el PP busca con "esta miserable guerra" es "un puñado de votos".

Además, ha remarcado que Casado se va a encontrar "con el choque frontal de las 17 CCAA" porque se ha construido un Estado que "nos ha costado mucho de hacer y desde que las CCAA tenemos las competencias en sanidad y educación esto va como un tiro y los españoles están muchísimo mejor". "Casado se está equivocando o que se haga militante de VOX que mucha gente que él conoce se ha hecho", ha manifestado.

Desde Cs, el parlamentario Tony Woodward cree que Casado pretende "tirar balones fuera e intentar arañar votos con unos discursos que se alejan de la realidad de las autonomías". "Tenemos una Alta Dirección de Educación que es la que tiene que estar poniendo los puntos sobre las íes. No es una cuestión de centralizar estos servicios que ya están dotados en la autonomías y tienen que continuar en ellas", ha considerado.

Para el secretario general de Podem, Antonio Estañ, las palabras de Casado "tienen que ver con esa competencia en la derecha por quien dice la burrada más grande" y ha advertido de que el "problema fundamental de dar espacio a ideas como las que defiende VOX es cómo las van normalizando partidos que han sido más mayoritarios y que están demostrando que ya no tienen ningún proyecto ni les interesa y que por conseguir unos pocos votos en un espacio cada vez más radicalizado pueden decir cualquier irresponsabilidad".

"Tenemos un modelo de autonomías que está agotando pero no por el lado que lo proponen, sino porque necesitamos dar realidad y una institucionalidad de la plurinacionalidad que tiene nuestro país", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.