Concentración de personas con movilidad reducida en la plaza Alfonso XIII
Concentración de personas con movilidad reducida en la plaza Alfonso XIII EUROPA PRESS

COCEMFE Cantabria ha exigido este miércoles que se garantice la accesibilidad a todos los edificios de viviendas para que se ponga fin a la situación de discriminación que atraviesan algunas personas con discapacidad que "no pueden salir de casa por falta de accesibilidad y dependen de terceras personas".

Personas con discapacidad y movilidad reducida se han concentrado hoy en la plaza Alfonso XIII de Santander, movilización que se ha celebrado simultáneamente en 37 ciudades españolas, para reclamar que se modifique la Ley de Propiedad Horizontal y eliminar así la actual limitación económica de 12 mensualidades de gastos de la comunidad para que sea obligatorio realizar reformas de accesibilidad.

Un reclamación que COCEMFE hará visible a través de la campaña '#Arrestópolis', en referencia a aquellos edificios donde la falta de accesibilidad obliga a las personas con discapacidad a permanecer encerradas en sus propias casas contra su voluntad.

Bajo el lema 'Mi casa no es mi cárcel', esta campaña se ha dado a conocer hoy en el marco de la concentración en la que, con la presencia de numerosas personas con discapacidad, se ha tratado de visibilizar las dificultades que éstas tienen para "poder moverse con autonomía" cuando sus edificios no están adaptados lo que les obliga a "depender de terceras personas para poder acudir hasta a consultas médicas".

Por ello, la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) y sus entidades asociadas solicitan al Gobierno la modificación de esa Ley de Propiedad Horizontal para eliminar la limitación económica y "que sea obligatorio realizar las reformas de accesibilidad de la misma forma que las comunidades vecinales afrontan otras reformas".

Así lo ha señalado en declaraciones a los medios la presidenta de COCEMFE Cantabria, Mar Arruti, que ha señalado que COCEMFE también reivindica ayudas específicas para las comunidades de vecinos que deban de afrontar esas actuaciones, ya que actualmente solo el 10% de los edificios que realizan estas obras han obtenido alguna subvención para llevarlas a cabo.

Por ello, ha pedido a las diferentes administraciones que, en el ámbito de sus competencias, den una respuesta a esta problemática y agilicen los trámites legales y administrativos necesarios para que los edificios sean accesibles y que la población en general respete los derechos de las personas con discapacidad.

"Llevamos reclamando esto muchos años y, aunque se han ido poniendo parches, eso no resuelve el problema", ha manifestado Arruti, que ha reivindicado que todas las personas con discapacidad deben tener "la oportunidad de vivir en una vivienda accesible y puedan moverse con total libertad".

La concentración en Santander ha tenido lugar en la plaza aledaña al edificio de Correos, cuya escalinata de acceso precisamente no permite la entrada a personas con movilidad reducida. "Este edificio es una vieja reivindicación de COCEMFE", que lleva más de diez años exigiendo una entrada accesible al edificio.

Ha recordado que la Confederación ya remitió más de un millar de quejas al Defensor del Pueblo y éste exigió a Correos hacer una entrada accesible. Para ello, Arruti ha señalado que "hubo un proyecto" para crear una entrada lateral, ya que la escalinata "no se puede tocar" al estar protegido el edificio.

"No sabemos qué está ocurriendo porque el Ayuntamiento ya dio su consentimiento para hacer la obra y llevamos mucho tiempo detrás de Correos para ver por qué no lo hace y el edificio sigue sin ser accesible", aunque ha lamentado que, por el momento, la respuesta de la compañía postal es "ninguna".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.