Autobús de Tussam
Autobús de Tussam PARTICIPA - Archivo

Así queda de relieve en un escrito que firma el secretario general de CCOO en Tussam, Miguel Pereira, quien expone que junto a este afiliado de CCOO ha vivido "momentos difíciles en la empresa" durante los últimos años, adoptando "decisiones complejas con mucha tensión y la incomprensión premeditada de algunos", lo que le lleva a "comprender" la decisión adoptada por este empleado pero a la vez lamentarla.

Y es que este hombre, según este escrito de Pereira recogido por Europa Press, es "un sindicalista honesto, honrado, leal con sus compañeros, amigos y organización, un trabajador vehemente y de fuerte genio cuando lucha por lo que piensa y defiende", además de "una buena persona que ha demostrado sobradamente que antepone siempre los intereses colectivos a los propios".

A tal efecto, recordemos que Tussam aprobó el pasado mes de marzo un nuevo convenio colectivo, tras muchos meses de ardua negociación entre los representantes de la plantilla y la dirección de la empresa.

El texto del nuevo convenio era, no obstante, la segunda propuesta elevada a votación ante los trabajadores, pues los mismos rechazaron en referéndum el principio inicial de acuerdo alcanzado entre el Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT), CCOO y CGT con la empresa, después de que dicho documento no contase con el respaldo de la Agrupación Sindical de Conductores (ASC), la fuerza con mayor respaldo entre la plantilla pese a que SITT ostente la Presidencia del comité de empresa gracias al apoyo de CCOO.

ASC, en paralelo y ante la negativa del comité de empresa, estuvo proponiendo durante 2017 la opción de convocar movilizaciones en demanda de que la jornada laboral se alejase de las "38 o 40 horas semanales" y se ciñese a las 37,5 horas del Real Decreto ley 20/2012 de medidas para la estabilidad presupuestaria, como antesala a la recuperación de las 35 horas semanales, extremo este último aplicado desde el pasado 1 de noviembre.

No obstante, un informe de la Intervención general del Ayuntamiento, socio único de Tussam, frustraba las pretensiones de retroactividad respecto a la restitución de la jornada laboral de las 35 horas semanales, descartando la idea de considerar "que se hayan venido devengando con carácter retroactivo retribuciones adicionales de ningún tipo, particularmente horas extraordinarias, como consecuencia del acuerdo de determinación de jornada", según dicho documento recogido por Europa Press.

La plantilla de Tussam, además, habría afrontado la reciente constitución de una sección sindical de CSIF, que incluso promovía hace poco una recogida de firmas en demanda de "revocar" al comité de empresa.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.