Real visita el hospital de día de salud mental infanto-juvenil
Real visita el hospital de día de salud mental infanto-juvenil GOBIERNO DE CANTABRIA

En esta unidad se atiende a los pacientes, de entre 13 y 17 años de toda Cantabria, que requieren hospitalización psiquiátrica a tiempo parcial.

"Se trata de un nuevo dispositivo que era muy necesario en Cantabria porque permite a los niños y adolescentes seguir un tratamiento intensivo hospitalario, manteniendo al mismo tiempo el contacto con su entorno familiar y social, lo que favorece la integración y la reintegración socio familiar tras la intervención sanitaria", ha explicado la consejera.

La hospitalización de día "no es sólo una buena alternativa al ingreso completo, sino que resulta eficaz para prevenir ingresos posteriores en otros centros sanitarios o sociales", ha aclarado Real. También, permite mejorar la calidad del tratamiento en pacientes graves que aún requieren cuidados de mayor intensidad que los que se prestan en las unidades de salud mental.

La consejera de Sanidad ha agradecido el trabajo al "excelente y preparado" equipo de profesionales de salud mental que atiende este hospital de día infanto-juvenil. Un equipo que está compuesto por una psicóloga especialista, una psicóloga clínica, dos enfermeras, dos auxiliares de clínica y dos trabajadoras sociales.

RED COMPLETA DE ATENCIÓN INFANTO-JUVENIL

Este dispositivo asistencial forma parte de la reforma y ampliación de la red de salud mental de Cantabria, tanto de niños como de adultos, que se ha realizado durante esta legislatura.

Esta unidad, que atiende a pacientes de toda Cantabria, completa la red de atención a la salud mental de los menores "para que ningún niño o adolescente de Cantabria se quede sin la atención psiquiátrica que precisa o tenga que ingresar en comunidades autónomas vecinas".

En la actualidad, los menores que precisan hospitalización psiquiátrica ingresan en Valdecilla en la planta de Pediatría, donde son tratados por el equipo del hospital de día de psiquiatría, cuando previamente eran trasladados a otras comunidades autónomas. En horario de hospital de día, de ocho de la mañana a tres de la tarde, los pacientes bajan desde las plantas de hospitalización.

Además, existe una consulta de alta intensidad para pacientes sin contacto previo con los equipos de salud mental, para disminuir las demoras de los casos más graves.

Esta apuesta de la Consejería de Sanidad por la salud metal infanto-juvenil se completa con el incremento de recursos humanos en las unidades de salud mental existentes en las 3 áreas sanitarias de Cantabria, que se han reforzado durante esta legislatura, homogeneizando las ratios de profesionales, que actualmente están en 1 psiquiatra y un psicólogo por cada 15.000 menores.

Todo ello ha permitido que Cantabria cuente, por primera vez, con una red completa de dispositivos asistenciales de atención a los problemas de salud mental de los menores, con todos los recursos, desde consulta ambulatoria hasta la hospitalización aguda y de media estancia, con el objetivo de que ningún niño o adolescente de Cantabria ingrese fuera de nuestra comunidad autónoma.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.