Barcelona pone en marcha un servicio de odontología para personas vulnerables que atenderá más de 6.000 visitas al año

  • Anualmente se harán alrededor de 2.000 tratamientos.
  • Pueden acceder a este dentista los ciudadanos adultos derivados desde los servicios sociales.
Una imagen del nuevo servicio de odontología municipal de Barcelona.
Una imagen del nuevo servicio de odontología municipal de Barcelona.
ORIOL HOSTA

"Casi no tengo muelas y hace tiempo que estoy así porque no trabajo y no puedo pagar un dentista, y mi asistenta social me derivó aquí", ha contado este jueves Helen Udeh, de 61 años. Ella es una de las primeras usuarias del nuevo servicio de odontología municipal que ha inaugurado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha explicado que está dirigido a las personas con menos recursos económicos, que son las más perjudicadas por el hecho de que el sistema público de salud solo cubra el odontólogo para los adultos en el caso de que sean necesarias extracciones dentales. Al año, está previsto atender unas 6.300 visitas -de las que 2.300 serán para higienes-, hacer 2.000 tratamientos e invertir más de 370.000 euros en personal sanitario y material.

Por el momento, pueden acceder al nuevo centro odontológico municipal las personas adultas derivadas desde los servicios sociales que presenten una necesidad de un tratamiento detectada en la red pública de atención primaria y que pertenezcan a una familia con ingresos por debajo del 0,93 del Indicador de la Renta de Suficiencia de Catalunya, que equivale a 529,28 euros mensuales más 170 por cada miembro de la unidad de convivencia. En un futuro, ha apuntado la comisionada de Salud, Gemma Tarafa, no se descarta que los beneficiarios puedan ser también menores. "Hemos empezado por los adultos porque son los que tienen la cartera de servicios públicos más descubierta", ha dicho.

Por su parte, Colau ha señalado que lo que se ofrece en el nuevo centro "va mucho más allá de lo poquísimo que ahora entra en los ambulatorios" y ha informado de que los pacientes tienen derecho a tratamientos de caries (obturaciones), endodoncias, prótesis removibles, férulas de descarga, curetajes e higienes dentales. "Instamos al Gobierno y a la Generalitat a que revisen la cartera de servicios del sistema público", ha dicho.

Desde que se puso en marcha este espacio municipal a principios de agosto, se han atendido un total de 267 visitas a 116 pacientes, se han practicado 165 obturaciones y 26 endodoncias, se han puesto 15 prótesis removibles y se han llevado a cabo 82 higienes o curetajes.

El nuevo centro odontológico está situado en el número 127 de la calle Viladomat, en las instalaciones que antes pertenecían a la extinta mutua para trabajadores del Ayuntamiento PAMEM. Estas albergan, además, un servicio de podología para personas económicamente vulnerables que prevé unas 2.600 visitas anuales y en un futuro acogerán uno de medicina deportiva también dirigido a los ciudadanos con menos recursos, un espacio de información para cuidadores y otro de servicios sociales especializados en la atención a la dependencia.

Solo el 28% de las personas con menos recursos ha ido al dentista en el último año

Según la última encuesta de Salud de Barcelona, el 52% de las personas de clase social más favorecida ha visitado al dentista en el último año. Este porcentaje se reduce al 28% entre los que pertenecen a la clase con menos recursos.

El estudio también señala que el 59,2% de los ciudadanos no ha ido al odontólogo en el último año.

En primera persona

Llatzer Fernández, odontólogo

"Sobre todo vienen personas mayores a quienes les faltan muchos dientes y les ponemos prótesis. Muchas llevaban años sin poder masticar bien y salen muy contentas cuando ven que pueden comer un bistec".

Llatzer Fernández
Llatzer Fernández

Ana Calvo, jubilada, 69 años

"La asistenta social me mandó aquí porque la pensión no me da para pagar un dentista. Me parece estupendo que exista este servicio porque me faltan dientes y tengo caries y me cuesta comer desde hace años".

Ana Calvo
Ana Calvo

Silvia de Rius, parada, 33 años

"Tuve una situación familiar mala y no puedo trabajar y me ha venido muy bien que hayan abierto este sitio. Tenía dos muelas rotas y caries. Llevaba dos o tres años comiendo los alimentos triturados".

Silvia de Rius
Silvia de Rius
Mostrar comentarios

Códigos Descuento