Una calle de Al-Ain, en Arabia Saudí
Una calle de Al-Ain, en Arabia Saudí, donde ocurrieron los hechos. WIKIPEDIA

Una mujer de origen marroquí ha sido detenida en Al Ain, Emiratos Árabes, acusada de matar a su novio, triturar sus restos, cocinarlos en un arroz que sirvió a unos trabajadores paquistaníes.

El hecho ocurrió en el domicilio que compartía con su novio, con el que llevaba siete años de relación. Al parecer lo mató después de que el hombre le dijera que iba a casarse con otra mujer en Marruecos, según informan medios británicos y árabes.

Los agentes saudíes han informado de que la mujer utilizó una licuadora para triturar el cuerpo y después guisó el cadáver con arroz, al estilo de un plato típico del Golfo.

Fue el hermano de la víctima el que alertó a la Policía de la desaparición de la víctima, después de que la mujer le dijera que lo había echado de casa tras enterarse de sus planes de matrimonio. La Policía detuvo a la mujer después de encontrar un diente dentro de la licuadora.

En su declaración ante la Policía, la mujer ha admitido el crimen, pero ha asegurado que le pidió a un amigo que se deshiciera del cadáver. Sin embargo, el amigo ha negado su participación en los hechos, según informa el National Post.