Víctor Martínez-Carrasco
Víctor Martínez-Carrasco PP - Archivo

"Queremos que un oficio, transmitido de padres a hijos, se reconozca de forma reglada y se configure como una nueva salida profesional, tras el correspondiente período de formación", ha afirmado.

El diputado autonómico del PP ha explicado que en la Región de Murcia "hay espectaculares obras de arte asociadas al bordado artesanal y vinculadas a celebraciones de renombre como los bordados lorquinos de los desfiles pasionales de Semana Santa, el enjaezamiento o vestidura de los Caballos del Vino, entre otros", y considera necesario "proteger y transmitir este arte secular, dotarlo de la formación reglada adecuada para que no se pierda, y al mismo tiempo que sea un sector más de empleabilidad. Preservamos nuestras tradiciones y abrimos nuevas oportunidades de empleo".

"Aunque desde 1848 existe la fabricación comercial del bordado, no cabe duda de la gran importancia que tiene el bordado artesanal, hecho a mano y cuya tradición pasa de generación a generación", ha subrayado el diputado 'popular'.

El bordado es por definición una labor de costura decorativa hecha sobre tela u otros materiales tramado con agujas y que utiliza diversos tipos de hilos o cuentas, así como otros elementos como lentejuelas o perlas piedras.

Su origen, ha recordado Victor Martínez-Carrasco, se remonta a unos 30.000 años a.C., ya que se han hallado restos fosilizados que mostraban vestidos elaborados a mano con diferentes cuentas y abalorios.

Este arte tan laborioso hace, según el diputado autonómico, "que este oficio se deba reconocer e incluir en el Catálogo Nacional de Cualificaciones propuesta al Instituto Nacional de Cualificaciones (INCUAL)".

Consulta aquí más noticias de Murcia.