Denuncian un 'silencio administrativo' que permite talar bosques centenarios

  • La denuncia ha sido formulada por un propietario de un pazo en Pontevedra.
  • También por el representante de la Casa Grande de A Fervenza, Lugo.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LUGO.
Solicitan que estos espacios privados sean declarados 'de interés natural'.
Solicitan que estos espacios privados sean declarados 'de interés natural'.
ARCHIVO

Dos propietarios de bosques han denunciado hoy que el "silencio administrativo" que permite la orden que regula los aprovechamientos madereros da "carta libre" para la tala de bosques autóctonos y centenarios, por lo que han anunciado la próxima interposición de un recurso que la anule.

Así lo manifestaron hoy en rueda de prensa la propietaria del bosque del Pazo de Cascaxide situado en Lalín (Pontevedra), Lucía Espinosa, y el representante del bosque de la Casa Grande de A Fervenza en O Corgo (Lugo), Norman Pérez.

Espacios de interés natural

Asimismo, Espinosa anunció que ha presentado una iniciativa -Pérez indicó que lo hará mañana- ante la Consellería de Medio Ambiente para que los bosques se conviertan en los primeros espacios privados de interés natural en Galicia, figura que garantizaría la protección, por medio de un plan de conservación, del espacio así como su uso público.

Espinosa explicó que pusieron en marcha estas iniciativas tras averiguar hace 20 días que la usufructuaria de su propiedad había emprendido una tala de árboles, tras no recibir respuesta en 30 días por parte de la Administración a una solicitud de tala que se presentó "sin la autorización ni conocimiento de la propietaria".

La orden que regula los aprovechamientos madereros especifica, indicó Pérez, que se "entenderá que la solicitud está estimada" si no se concede una autorización expresa en un plazo de 30 días. Los propietarios afirmaron que este "silencio administrativo" se da en "más del 90 por ciento" de los permisos de tala, lo que calificaron de "gravísimo" y "escándalo a nivel jurídico".

Además, consideraron "urgente" cambiar el régimen legal de los bosques autóctonos y criticaron que el actual Gobierno se convierta en "cómplice" de esta situación al mantener una norma establecida por el gobierno anterior en 2004, aunque celebraron la respuesta "bastante eficaz" de las Consellerías de Medio Ambiente y Medio Rural ante su problemática.

Robles, acebos, pinos

"Estamos haciéndole los deberes a la Administración", indicó Pérez. Tras descubrir "por casualidad" que su bosque -60.000 metros cuadrados de robles, acebos y pinos- estaba siendo talado por una maderera, Espinosa consiguió la paralización cautelar de la tala durante 15 días e inició un proceso de interposición de recursos hasta que ayer la Consellería de Medio Rural acordó la suspensión de la autorización de la tala.

Esta suspensión será efectiva hasta que se resuelva la iniciativa presentada por los propietarios para convertir estos dos bosques en espacios privados de interés natural.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE LUGO.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento