En concreto, se le requiere, entre otras cuestiones, que se especifique con "mayor precisión" el sistema de abastecimiento de agua para el proceso minero; así como la previsión de abastecimiento de agua potable a las instalaciones de uso humano.

Del mismo modo, se solicita un análisis de las medidas de seguridad previstas para evitar daños a personas, bienes, públicos o privados, y un diseño con mayor definición de las soluciones adoptadas para los accesos y en especial para las instalaciones sometidas a regulación específica de seguridad.

En lo que respecta al Plan de Restauración, se le ha requerido una identificación y descripción detallada de los datos técnicos de la explotación, del proceso metalúrgico

y completar la información relativa a la gestión del agua, indica la Junta en una nota de prensa.

Asimismo, la empresa debe incluir y valorar nuevas alternativas para la rehabilitación del espacio natural afectado por la investigación y explotación de los recursos minerales; aportar datos técnicos más detallados del hueco de explotación tras el agotamiento del recurso y del remodelado del terreno.

También se le requiere una definición de las áreas y tiempos de implantación de la los distintos tipos de revegetación, cuantificación de las plantas, tratamientos selvícolas y presupuesto pormenorizado de todo ello.

Con respecto al plan de gestión de residuos, la Dirección General de Industria, Energía y Minas ha solicitado a la empresa la justificación de la manera en que el método elegido respetará la normativa actual, la metodología concreta para la generación de las muestras, un proyecto constructivo y de gestión de las instalaciones de residuos mineros, y un calendario y presupuesto más detallado, entre otros requerimientos sobre dicho plan de restauración.

Para todo ello, la empresa dispone de 10 días hábiles, a partir de la recepción de la notificación remitida por la Dirección General de Industria, Energía y Minas.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.