Una persona murió y otras dos se encuentran hospitalizadas después de que un hombre las apuñalara en una concurrida calle de la ciudad australiana de Melbourne, informaron este viernes fuentes policiales.

David Clayton, portavoz de la Policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, confirmó en rueda de prensa que un agente disparó contra el supuesto atacante en el pecho y que éste se encuentra en estado grave en el hospital."La Policía no busca a nadie más en este momento", precisó Clayton.

La Policía australiana lo considera un acto "terrorista" pues su autor era conocido por las agencias de Inteligencia y antiterrorismo. El grupo yihadista Estado Islámico (EI) ha asumido posteriormente la autoría del ataque, según informa la agencia Amaq, afín a los yihadistas.

Según una fuente de seguridad a Amaq, cuya autenticidad no pudo ser verificada y difundida a través de Telegram, la organización terrorista asegura que el autor de la operación del choque y apuñalamiento en Melbourne es "uno de los combatientes del Estado Islámico".

El ataque tuvo lugar a las 16.20 hora local (06.20 GMT) cuando el detenido salió con un cuchillo de un vehículo en llamas tras estrellarlo en la entrada de un centro comercial de la céntrica calle Bourke.

El agresor arremetió con el cuchillo contra varios peatones, todos varones, uno de los cuales murió en el lugar.

Imágenes difundidas en las redes sociales muestran el vehículo en llamas desplazándose lentamente hacia la vereda, así como las agresiones de un hombre alto vestido de pantalón blanco y túnica negra mientras la Policía intenta reprimirlo.

La Policía encontró varios "cilindros de gas para barbacoa" dentro del vehículo, explicó Ashton, quien desmintió que el atacante, un hombre alto vestido de pantalón blanco y túnica negra, gritara "Allahu Akhbar (Alá es grande)".

El lugar del incidente ha sido acordonado por la unidad antiexplosivos para asegurar el área comercial de la calle Bourke, una de las más transitadas de Australia.