Niño utilizando un teléfono móvil
La mayoría de niños tienen su primer teléfono móvil a los diez años. THINKSTOCK

Niños cada vez más conectados, más pendientes del móvil y de una edad cada vez más temprana. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este miércoles su última encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de información en los hogares de España y los resultados muestran una infancia que evoluciona hacia la digitalización y en edades más cortas.

En 2018, el 69,8% de la población de diez a quince años cuenta ya con un móvil propio, un porcentaje que ha ido en paulatino ascenso en los últimos años. En 2013, el 63,1% en esta franja de edad poseía un teléfono móvil. Es decir, eran seis puntos menos. Desde entonces, la evolución ha sido continua. "Siete de cada diez niños de entre diez y quince años dispone de móvil en la actualidad", dice el informe.

Dentro de esa franja de edad, los resultados varían. El 26,2% de niños de diez años tiene teléfono móvil. Con trece años, el dato se eleva a 86,2% y ese datos alcanza un 94,8% entre los encuestados de quince años. Es decir, apenas un 5% de los quinceañeros se mantienen alejados del móvil.

Años de edad 10 11 12 13 14 15
Uso de teléfono móvil 26,2% 41,1% 75,1% 86,2% 91,2% 94,8%

Datos: INE

En todo caso, el uso del móvil está bastante generalizado en todo tipo de franjas de edad. Según el organismo estadístico, la implatación del teléfono móvil continúa en ascenso y sube 0,6 puntos en 2018 respecto al año anterior. La casi totalidad de los hogares (el 99,6%) dispone ya de uno de estos aparatos, los únicos que crecen en presencia mientras el resto de productos TIC continúan experimentando "paulatinas bajadas".

Cada vez más digitalizados

El estudio confirma otras cosas. Por ejemplo, que la accesibilidad a internet continúa creciendo en España, situándose en la actualidad en 86,4% los hogares con acceso a la red, frente al 83,4% de 2017. Además, el 99,9% de dichos hogares (más de 14 millones) utilizan el teléfono móvil como principal fuente de conexión de banda ancha, situándose así por encima de la fibra óptica (57,2%) y la línea ADSL (35%).

"La proporción de uso de TICs en la población de diez a quince años es, en general, muy elevada" señala el informe, que recoge que el 91,3% de los menores españoles usa un ordenador, un porcentaje que se eleva al 92,8% en el caso del uso de internet. Por sexo, las niñas utilizan en mayor medida las nuevas tecnologías. Y a mayor edad, mayor es este uso, sobre todo a partir de los 13 años. 

En el resto de la población, entre los dieciséis y los setenta y cuatro años, más de treinta millones de personas han utilizado internet en los últimos meses, cifra que también ha aumentado en comparación con 2017. El 82,5% de estas personas se conectan a la red al menos una vez a la semana, y el 72,1% lo hace diariamente (un 3% más que el año anterior).

De nuevo, el teléfono móvil afianza su protagonismo: la mayoría de internautas encuestados ha utilizado algún tipo de teléfono móvil para acceder a internet fuera de la vivienda habitual o en su puesto de trabajo (aproximadamente un 67% por encima del ordenador portátil y la tablet). La encuesta ha recogido en este sentido que las actividades más realizadas en los tres últimos meses son buscar información de bienes y servicios (84%), recibir o enviar correo electrónico (80,2%) y ver contenido de vídeos a través de sitios para compartir (75,8%).

El comercio electrónico en auge

Más de dieciocho millones de internautas han comprado a través de internet en los últimos doce meses. Los productos y servicios más demandados han sido las reservas de alojamientos para vacaciones (54,7%), la compra de material deportivo y ropa (56,5%) y entradas para espectáculos (48,1%). Todos porcentajes mayores a los recogidos en 2017.

Al igual que el uso general, las compras por internet han aumentado progresivamente en todos los grupos de edad, siendo muy elevado en los jóvenes de dieciséis a veinticuatro años (el 98,5%), un portentaje que se va reduciendo en grupos mayores. De las personas consumidoras de comercio electrónico, las mujeres son las más habituales aunque la diferencia con los hombres cada vez es más pequeña. 

Por su parte, la economía colaborativa toma fuerza en la red. Del total de internautas en los últimos doce meses, el 27,6% ha utilizado páginas web o aplicaciones para acordar con otro particular alojamiento. Las personas de veinticinco a treinta y cuatro años son las que más uso hacen de este sistema: el 38,2% son habituales en cuanto a servicios de alojamiento y el 22,5% lo son en servicios de transporte.

Madrid, Baleares y Aragón las comunidades más activas

Para comprar, para trabajar o para compartir información en redes sociales, la población de Madrid, Baleares y Aragón son las más asiduas en el uso de internet.

En todas las comunidades, internet es un medio habitual de trabajo. El 64,4% de usuarios utilizó la red para trabajar la semana pasada. Las actividades más habituales en este sentido son el intercambio de correos electrónicos, la introducción de bases de datos, la creación o edición de documentos electrónicos y el uso de softwares.

Por otro lado, el 67,4% de los encuestados han participado en redes sociales de carácter general en los últimos tres meses, un porcentaje más bajo que en 2017. Por último, el 65,4% de las personas encuestadas ha contactado o interactuado en algún momento durante los últimos doce meses con administraciones o servicios públicos. En su mayoría para buscar o pedir información online.