Imagen del nuevo Bicing de Barcelona durante la presentación en Arc de Triomf.
Imagen del nuevo Bicing de Barcelona durante la presentación en Arc de Triomf. NAZARET ROMERO / ACN

Bicicletas más robustas y ergonómicas, servicio las 24 horas del día, dotación de bicis eléctricas y estaciones en todos los barrios de Barcelona. Estas son las principales credenciales del nuevo servicio de Bicing de Barcelona que ha presentado este miércoles la alcaldesa Ada Colau junto a la teniente de alcalde de Urbanisme, Ecologia i Mobilitat, Janet Sanz, y la regidora de Mobilitat, Mercedes Vidal.

Se implantará a partir de enero y convivirá durante unos meses con el sistema actual, de 12 años de antigüedad hasta entrar en funcionamiento en abril. Cuando se complete el despliegue, en Barcelona habrá 7.000 bicicletas disponibles de este servicio, un millar de ellas eléctricas, todas ellas de fabricación canadiense. Estos últimos modelos se verán incrementados en 700 unidades respecto a las 300 actuales y permitirá poder moverse por barrios con pendiente.

La nueva red tendrá 519 estaciones mixtas para bici convencional y eléctrica, 95 de ellas nuevas. Se dará cobertura a distritos que no tenían del todo implantado este servicio público, como Horta-Guinardó, Gràcia, Nou Barris y Sant Martí. La prioridad para el Consistorio es "no dejar a Barcelona sin bici", ha argumentado Janet Sanz.

De enero a abril se procederá a sustituir las 424 estaciones actuales del Bicing por las nuevas. La ampliación de estaciones se alargará hasta finales de 2019.

En Vallcarca, Ciutat Meridiana y Trinitat Nova no llegaba directamente el servicio de Bicing. Asimismo se dotará de 17 estaciones a Horta-Guinardó, de 16 a Nou Barris, de 14 a Gràcia y de 13 a Sant Martí.

La concesión del nuevo Bicing la gestionará durante los próximos 10 años una UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por Cespa, Filial de Ferrovial, y PBSC, operadora de bicicletas públicas, y presentada bajo el nombre de Pedalem Barcelona. Clear Channel se encargaba del servicio desde el año 2007.

El abono pasa a costar 50 euros anuales, y servirá para los modelos mecánicos y eléctricos. El abono actual de bicicletas convencionales tiene un precio anual de 47,16 euros y el de las eléctricas es de 61,16 euros. Un segundo tipo de abono anual de 35 euros irá destinado a los usuarios ocasionales del Bicing, que pagarán un precio adicional por uso.

Además, el nuevo sistema permitirá poder reservar una bici con cinco minutos de antelación. Otra mejora técnica dará la posibilidad de acceder a una bici con una tarjeta inteligente contactless, con un móvil con tecnología NFC o desde una app móvil.

El gobierno municipal se ha fijado como objetivo incrementar la cifra anual de viajes en Bicing en 1,5 millones, pasando de los 14,5 a los 16 milllones al año, y multiplicar por 10 el uso de la bici eléctrica. El servicio cuenta actualmente con 105.545 usuarios, más de un millón de usos mensuales y 366 kilómetros recorridos en bici cada mes. De los 165.499 desplazamientos diarios en bici en la ciudad un 26% corresponden al Bicing.

Desde 2015, la cifra de kilómetros de carriles bici de la ciudad ha aumentado un 72%, pasando de los 116 a los 200 kilómetros.

Respecto a la publicidad que podrían llevar las nuevas bicicletas, el Ajuntament ha encargado un estudio a la empresa municipal BSM. A día de hoy, este servicio público acumula un déficit anual de 12 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.