En el sur de India, un joven ha dedicado horas y horas en la creación de una especie de automóvil para el día de San Valentín.

El vehículo, con forma de taza de desayuno gigante adornada con flores y corazones rojas, tiene una cilindrada de 100 cc y alcanza los 40 ó 45 km a la hora.

Aunque ni el propio inventor cree que el artefacto sea de lo más romántico debido el ruido que emite y a la contaminación que produce. El detalle es lo que cuenta...