En su escrito de acusación, la Fiscalía recoge que, en la madrugada del 24 al 25 de julio, los acusados, un hombre y una mujer con antecedentes penales por robo, entraron en una habitación del Hospital Perpetuo Socorro de Albacete y le quitaron el bolso a la víctima, que pasaba la noche acompañando a un familiar ingresado, algo de lo que ésta se dio cuenta a las 7.00 horas.

Además de 220 euros, la documentación y su móvil, la víctima llevaba también las llaves de su coche y, con ellas, los acusados salieron del Hospital y buscaron el vehículo al que pertenecían.

Cuando lo encontraron, lo abrieron con las llaves, lo arrancaron y se lo llevaron, y acudieron, a las 9.30 horas, al domicilio de una persona a la que el acusado le había comprado anteriormente un coche.

Pactaron un precio de 600 euros y, como el acusado no le había pagado la cuantía fijada por la operación de compraventa que él hizo anteriormente, fijada en 500 euros, el comprador sólo le tuvo que dar 100 euros.

Ese mismo día, sobre las 12.00 horas, el comprador fue a la gestoría a tramitar los papeles de transmisión del vehículo, que no pudo realizar porque no llevaba la documentación original.

El coche fue localizado sobre las 4.30 horas del 26 de julio, correctamente estacionado en una calle de la capital, y devuelto a su propietaria.

Consulta aquí más noticias de Albacete.