Paco es un joven cordobés de 25 años que recientemente, recibió una sorprendente oferta de prácticas: el salario es de 60 céntimos a la hora.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas y Máster de Marketing Deportivo, la empresa de Barcelona a la que envió su currículum le respondió: "No hay una tarea fija de trabajo. Haces el tipo de trabajo que nos hace falta. No el que a ti te gusta".

Pero peor fueron las condiciones salariales: "Por 160 horas al mes pagamos entre 100 y 300 euros. A nuestro criterio. Si eres bueno y nos ayudas, 300. Si eres malo, y lo único que haces es hacernos perder el tiempo, pagamos 100".

Paco decidió denunciar los hechos en los medios de comunicación.