Suspensión de pagos. Miles de sevillanos, según la Unión de Consumidores, ven peligrar los ahorros que tenían en Contsa. Esta empresa se dedica a la compra y venta de inmuebles, prometiendo devolver intereses superiores a los ofrecidos por los bancos. Pero Contsa ha solicitado en los juzgados un concurso voluntario de acreedores (suspensión de pagos) por la caída del mercado inmobiliario.

Los afectados se citaron ayer en la plaza de España. La cantidad de dinero invertido varía mucho: desde 6.000 hasta 120.000 1. Facua alerta de que hay clientes que no constan como inversores, sino como accionistas. En este caso, no podrán acudir al procedimiento concursal porque son parte de la empresa. Una afectada, Carmen Roldán, explica que todos los casos que conoce constan como accionistas.

Testimonio de una afectada

Carmen Roldán. 37 años. «desde noviembre no pagaba»

9.000 euros es la cifra que invirtió no hace ni un año: el 17 de abril. Ella ni siquiera ha disfrutado de los intereses porque debía cobrarlos por primera vez en abril de este año. «Nos hemos enterado por la prensa. Desde diciembre había problemas. Algunos de mis familiares que tienen dinero aquí y que cobran cada mes no ven el dinero desde noviembre. La excusa: una auditoría interna que estaban realizando. En diciembre esa auditoría se había complicado porque los intereses de los bancos no estaban claros, decían. En enero el problema era ya que la inversión del ladrillo estaba complicada, pero nos dijeron que no nos preocupáramos y que tuviéramos paciencia».