Y entonces me estrellé...
Juanma, en silla de ruedas por un accidente de tráfico, narró ayer su historia ante 600 estudiantes (B. Gómez).
«Me sentía el rey del asfalto, hasta que una noche, viniendo de Alicante, tuve un accidente y me quedé así, en una silla de ruedas para toda la vida» explica Juanma.

Él es una de las víctimas que ha querido dar su testimonio ante 600 jóvenes entre 16 y 18 años en el primer road show, o espectáculo vial, que se ha llevado a cabo en Valencia. El objetivo es informar y advertir a los más jóvenes sobre las consecuencias que tienen la velocidad, el alcohol y las imprudencias al volante con monólogos hechos no por actores, sino por personas de la vida real.

Para ello, junto con Juanma, participaron Roberto (bombero), Paco (policía local) y Carol (médico del 112), todos ellos contaron su experiencia de atender a víctimas de un accidente de tráfico.

Los testimonios fueron tanto de víctimas como de sanitarios
Entre las intervenciones de cada uno de ellos aparecieron diferentes efectos sonoros y visuales, como la simulación de la llegada de un helicóptero de emergencias, y el punto de vista de un herido trasladado en una camilla por un pasillo de urgencias de un hospital.

El road show se llevará a cabo hoy también con la participación de otros 600 estudiantes de Secundaria en el centro municipal de la Petxina. Hasta el momento, 18.000 jóvenes de toda España han participado en la iniciativa.

168 muertos en las carreteras

El pasado año, según los datos de la Dirección General de Tráfico, 168 personas perdieron la vida en carreteras valencianas y 9.338 resultaron heridas. Por ello, la directora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular, Mar Cogollos, explicó, en declaraciones a 20 minutos, que con la iniciativa pretenden que los jóvenes se conciencien. «No queremos asustar a nadie, sólo que se den cuenta de que le puede pasar a cualquiera».