Dos representantes de joyería fueron asaltados el lunes a punta de pistola en los distritos de Carabanchel y Salamanca. El primer suceso ocurrió en plena calle y los ladrones, que huyeron en una motocicleta, se llevaron un maletín con joyas valoradas en 300.000 euros. El segundo fue en un garaje del domicilio del representante y los asaltantes se llevaron tres maletines con 24.000 euros en relojes y joyas. Acabaron maniatándole y encerrándole en el maletero de su vehículo. Éstos no son los primeros atracos que se producen en la región en las últimas semanas. El gremio de joyeros habla de un robo cada tres días.