Australia pide perdón a los aborígenes

  • El perdón oficial que tendrá lugar mañana.
  • Miles de indígenas se han concentrado en Camberra para escucharlo.
  • Más de 100.000 niños y jóvenes aborígenes fueron separados por la fuerza de sus familias entre 1910 y 1970.
El primer ministro Kevin Rudd (segundo empezando por la derecha), junto a varios aborígenes en la ceremonia celebrada en el Parlamento de Canberra- REUTERS
El primer ministro Kevin Rudd (segundo empezando por la derecha), junto a varios aborígenes en la ceremonia celebrada en el Parlamento de Canberra- REUTERS
REUTERS
Los aborígenes australianos recibieron hoy por primera vez en la historia a los diputados en el Parlamento, en una ceremonia simbólica previa al perdón oficial que tendrá lugar mañana.

El acto, al que asistieron tribus de todo el país y que precedió a la inauguración del período de sesiones de la legislatura, marca un cambio radical en la política hacia los indígenas y fue dirigido por Matilda House, líder del clan de los Ngannawal, dueños originarios de los terrenos donde se construyeron los edificios del Parlamento.

"La historia de nuestra unión"

La líder aborigen, acompañada de la música del tradicional "didgeridoo" y de sus dos nietos, entregó al primer ministro, Kevin Rudd, un bastón de mando con un mensaje sobre "la historia de nuestra unión", en la que hasta ahora los indígenas no habían tenido rol alguno en la administración del Estado. Rudd pidió también que el acto se convierta en

una costumbre para los futuros gobiernos del país, a lo que se comprometió el líder de la oposición conservadora, Brendan Nelson.

Miles de indígenas se han concentrado en Camberra para escuchar el primer perdón a nivel federal a la llamada "generación robada", formada por los más de 100.000 niños y jóvenes aborígenes separados por la fuerza de sus familias entre 1910 y 1970.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento