Mossos d'Esquadra en el pantano de Susqueda tras encontrar dos cuerpos
Mossos d'Esquadra en el pantano de Susqueda tras encontrar dos cuerpos MOSSOS D'ESQUADRA TWITTER - Archivo

En su escrito, el abogado de Jordi M.G., Benet Salellas, defiende que los resultados de los análisis de ADN en restos de sangre recogidos por los Mossos d'Esquadra en la investigación han dado "resultados negativos, incluso las pruebas más exhaustivas de lofoscópica".

El abogado destaca que a estas alturas de la investigación "no consta ni una sola prueba objetiva más allá de conjeturas que puedan establecer una relación entre Jordi M.G. y los cuerpos de Marc y Paula".

Recuerda que hasta el momento no se ha hallado el arma homicida, y expone que pudo haberse usado contra ellos no solo un arma de fuego, sino también un objeto cortante: "Esta combinación de mecanismos sugiere clarísimamente la participación de más de una persona".

Afirma que la investigación está "absolutamente inacabada, incompleta y parcial" y que se ha dirigido solamente a confirmar una única hipótesis policial contra Jordi M.G., sin por ejemplo registrar otros lugares esenciales para la investigación como la barraca habitada por un vecino en el torrente de la Font del Borni, a escasos metros de donde aparecIÓ el cadáver del joven.

El abogado del investigado también cuestiona que el lugar del crimen sea la playa de la Rierica, ya que los cuerpos se hallan un mes después y en otros puntos del pantano, y que las piedras y restos vegetales sitúen a los cadáveres en ese punto.

Resalta que los testimonios que fueron interrogados sitúan los disparos que escucharon en la zona de la cantera y no en dicha playa, y que al menos tres personas afirmaron haber visto a las víctimas después de que se escucharan los disparos en el pantano, donde además, era día permitido para la caza

También indica el abogado que el día de los hechos las antenas telefónicas detectaron a miles de terminales en la zona del pantano y, según las grabaciones de las cámaras de seguridad, hubo multitud de vehículos que llegaron esa mañana al pantano.

Salellas apunta a que en la zona del pantano hay tres zonas habitadas con residentes que podían moverse por la zona sin ser captados por las cámaras de seguridad de los accesos, y cita la declaración de un juez de paz que dijo que entre los residentes hay un exlegionario (con conocimiento del uso de armas) "con problemas familiares y sociales".

Consulta aquí más noticias de Girona.