Los hechos ocurrieron sobre las 7.00 horas, cuando este individuo, provisto con un cuchillo de grandes dimensiones, se atrincheró en su domicilio con sus cuatro hijos y comenzó a proferir amenazas.

La mujer, que consiguió escapar de la vivienda, se dirigió hasta la Policía Local de dicha localidad, donde dio la voz de alarma, ya que dijo temer por la vida de sus hijos.

Al lugar se desplazó el negociador de la Guardia Civil que, tras ocho horas de trabajo, logró que entregara a los menores y, posteriormente, depusiera de su actitud. El dispositivo concluyó a las 15.00 horas y el individuo fue detenido.

Consulta aquí más noticias de Murcia.