Estado del exterior del CEIP La Colina
Estado del exterior del CEIP La Colina CEDIDA

Recordemos que las fracturas, espectaculares grietas y desplazamientos que marcaban las pistas deportivas y el recreo del colegio La Colina derivaban de la zona de arcillas expansivas donde fue edificado este centro educativo, protagonizando su AMPA numerosas reclamaciones y movilizaciones en demanda de que el colegio fuese objeto de una actuación integral de reforma que solucionase las incidencias derivadas de las arcillas expansivas.

Tras no pocas protestas y acuerdos plenarios en el Ayuntamiento de Camas y la Diputación, reivindicando del mencionado proyecto de reforma, en febrero de 2016 la Agencia Pública Andaluza de Educación contrataba por 603.790 euros un proyecto de reforma integral de este colegio, para acometer un refuerzo estructural de las zonas afectadas por los deslizamientos de tierra mediante inyecciones en el terreno y la renovación de las pistas deportivas.

Las obras, según exponía en su momento la AMPA a Europa Press, arrancaron durante "la primavera" de 2016 con el objetivo de acabarlas durante aquel año, si bien los trabajos fueron prolongados e incluso sufrieron una interrupción tras la Navidad de 2016/2017. Tiempo después, la Administración educativa promovía una nueva contratación para acometer "obras complementarias" a las actuaciones iniciadas en este colegio.

DEMORAS EN EL PROYECTO

Estas obras adicionales a las iniciadas en 2016 e interrumpidas al comenzar 2017, en ese sentido, estaban destinadas a instalar una nueva solera de hormigón en la parte trasera del recinto y terminar la coronación del muro que contiene las tierras entre las pistas de deporte y el talud inferior de la parcela, entre otros aspectos, toda vez que no fue hasta febrero de este año cuando la comunidad educativa del colegio La Colina estrenó las nuevas pistas y el recreo del centro, una vez rematadas todas las obras.

Ahora, una portavoz de la AMPA ha explicado a Europa Press que han "empeorado" los hundimientos que desde hace años afectan a parte del muro perimetral del centro y las grietas surgidas en el acerado exterior del mismo, siempre como consecuencia de las arcillas expansivas donde fue levantado el colegio. Según la AMPA, mientras la reconstrucción del cerramiento correspondería a la Junta de Andalucía y el arreglo del acerado al Ayuntamiento, las administraciones "se pasan la pelota de una a otra" sin que estas incidencias sean resueltas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.