El texto ha sido aprobado con 34 votos a favor (PSIB, MÉS y Podemos), ninguno en contra y 21 abstenciones (PP y Cs)

En virtud del texto aprobado, el Parlament pide al Gobierno de España que modifique la Ley de Estabilidad Presupuestaria para que los ayuntamientos saneados puedan utilizar el superávit acumulado. También plantea revisar las restricciones a la concertación de operaciones de endeudamiento por parte de las entidades locales con cuentas saneadas.

En otro punto, la iniciativa pide al Gobierno "reformular" la regla de gasto para las Comunidades Autónomas, para que "se aplique de manera progresiva" y "se flexibilicen las restricciones sobre el destino de los ingresos generados por cada comunidad". Al debate han asistido alcaldes y representantes de diferentes municipios.

Además, se ha añadido un nuevo punto mediante una enmienda planteada por Podemos que ha sido aceptada por el PSIB, con el que se insta al Gobierno a modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria "para evitar que constituya un obstáculo al progreso del bienestar social".

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Andreu Alcover, ha recalcado que hay "muchos Ayuntamientos en Baleares de todos los colores políticos" con remanente de tesorería y sin deuda, que sumarían 490 millones de euros que no pueden gastar.

Alcover ha criticado que el PP "utilice la excusa de la estabilidad presupuestaria" para mantener la "injusta" regla de gasto. "Era Montoro quien utilizaba a los municipios para cumplir con el déficit", ha denunciado el diputado.

INTERVENCIONES DE LOS GRUPOS

Durante el turno de intervenciones, el diputado del PP Antoni Camps ha deseado que "se hubiera aplicado la Ley durante el segundo 'Pacte' de progreso" porque "así no se hubiera producido el desbarajuste que hubo", el "déficit estructural" o "millones de euros en facturas sin pagar en los cajones de las Consellerias".

Paralelamente, el diputado del PI Josep Meliá ha pedido a los socialistas que "más allá de declaraciones de buenas intenciones" se ponga manos a la obra "y acabe con esta injusticia".

En el mismo sentido, el diputado Nel Martí (MÉS per Menorca) ha dicho al PSIB que "es hora de hacerlo, ya no de contarlo". También ha argumentado que la regla de gasto "va contra la lógica de los gobiernos locales y contra su autonomía financiera y política" y que la 'Ley Montoro' "actuó como un 155" para los ayuntamientos.

Desde Podemos, el portavoz, Alberto Jarabo, ha defendido "tumbar" la regla de gasto porque entienden que "podría tener utilidad como referencia pero nunca como una limitación".

Por parte de MÉS per Mallorca, el diputado Biel Barceló ha considerado que "no es de recibo que no se pueda reinvertir el superávit de las administraciones que están cumpliendo y han hecho los deberes". En esta línea, ha argumentado que el acuerdo entre el Gobierno de Rajoy y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha sido "insuficiente" puesto que "el dinero sigue sin poderse utilizar".

Tras la aprobación de la propuesta, Alcover ha manifestado su "preocupación" por ver "que PP y Cs sigan estando de acuerdo". "Nos parece un gran error persistir en esta actitud", ha dicho. Por su parte, el alcalde de Ibiza, Rafa Ruiz, ha defendido que los ayuntamientos necesitan "recuperar su autonomía".