Objetos robados en Garrovillas
Objetos robados en Garrovillas GUARDIA CIVIL

Asimismo, los presuntos autores robaron a la víctima 900 euros, 22 relojes valorados en 5.500 euros, un teléfono móvil y una tarjeta de crédito, según ha informado en nota de prensa la Guardia Civil.

Los hechos se registraron sobre las 03,00 de la madrugada del pasado día 28 de septiembre, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento mediante una denuncia telefónica realizada por una persona, vecino de Garrovillas de Alconétar, de haber sido víctima de un robo con violencia e intimidación.

La Guardia Civil se desplazó de forma inmediata a su domicilio y observó a la víctima en estado shock, muy nervioso y al que se le apreciaban diferentes golpes en la cara, por lo que los agentes alertaron a los servicios médicos de urgencia, quienes lo trasladaron hasta el hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, donde quedó ingresado en observación.

Posteriormente y durante esa misma noche, la Guardia Civil activó un dispositivo en el que participaron hasta una veintena de agentes para localizar y detener a los supuestos autores, los cuales son localizados y detenidos en torno a las 09,00 de la mañana en la misma localidad.

Tras su detención, la Guardia Civil encontró en el domicilio de los dos detenidos, el dinero, los 22 relojes y un teléfono móvil, todo ello propiedad de la víctima.

Continuando con la investigación y tras una segunda manifestación de la víctima, los investigadores de la Guardia Civil se sorprenden por

la violencia de la actuación realizada por los detenidos contra la víctima, los cuales, tras abrirles la puerta, lo empujaron tirándolo al suelo, donde le propinaron varias patadas y puñetazos por todo el cuerpo, llegando incluso a maniatarlo con cinta adhesiva.

La intención de los agresores no era otra que sacarle información para que les indicará en qué parte de la vivienda se encontraba el dinero y los objetos de valor, incluso lo forzaron utilizando la violencia, para obtener el número de pin de una tarjeta de crédito, que llegaron a utilizar en un cajero de dicha localidad, no consiguiendo extraer dinero alguno.

Igualmente, ha sorprendido a los investigadores, que los dos detenidos iban provistos de guantes de latex para no dejar huellas, bridas para inmovilizar a la víctima y un medicamento inyectable para sedarlo, el cual es utilizado para sedar a los caballos.

Tras la detención de los dos autores de los hechos, la Guardia Civil los puso a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Cáceres, decretando el ingreso en prisión provisional sin fianza para ambos.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.