Homenaje a Tino Casal en Oviedo
Homenaje a Tino Casal en Oviedo EUROPA PRESS

El salón de plenos se llenó de familiares y amigos que querían asistir a la entrega del diploma y las insignias del título, concedidas a la sobrina del artista, María Casal, dos años después de que el Consistorio aprobase la concesión.

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, ha señalado que Tino Casal fue un "artista polifacético", un "embajador de Asturias" y un icono para España tras la dictadura. "Hablar de él es hablar de talento", ha señalado, aunque hubiera quienes, en su época, creyeran que era "raro". "Era el rey del 'glam', muy querido por los artistas y por el público, y un defensor de la espontaneidad como forma de vida", ha señalado.

López espera que este homenaje "sirva para fortalecer la memoria de Tino Casal y para hacer que perdure entre los jóvenes".

Por su parte la sobrina del artista ha recibido "con mucha ilusión" la distinción, al entender que valora "toda su obra artística". María Casal ha aprovechado su intervención para pedir, a quienes promovieron que Tino Casal fuese nombrado Hijo Predilecto de Oviedo, que impulsen un espacio que acoja la exposición de toda su obra en Asturias.

El acto finalizó con la interpretación por parte de Jacobo Cano de la canción más conocida del artista fallecido, 'Eloíse'.

Tino Casal (Tudela Veguín, 1950 - Madrid, 22 de septiembre de 1991) fue "un vecino de Tudela Veguín que con solo 12 años comenzó en el mundo de la música, primero con Zafiros Negros y luego Archiduques y que 16 años se fue a Londres. Un artista integral, autor de sus obras, de sus letras, de sus trajes, carátulas de sus discos* todo que hoy harían unos 20 profesionales, un ejemplo de persona, de amistad y generosidad", según el acuerdo plenario de 2016 en el que la Corporación, por unanimidad, aprobó la concesión de este Honor y Distinción a Tino Casal.

El amigo de Tino Casal, el productor cultural Javier Grela Fernández fue el encargado de glosar su figura. "Esti guaje de Tudela Veguín ya apuntaba maneras cuando con solo 12 años montó un teatro en el patio de una vecina. Fue el primero en fusionar la gaita en sus canciones y regresó de Londres convertido en un ser único, auténtico", ha señalado.

Tino Casal, prosiguió, "ya era un asturiano universal, un creativo libre que hacía de todo porque le encantaba crear".

Consulta aquí más noticias de Asturias.