Imagen de la Corta Atalaya en Minas de Riotinto (Huelva).
Imagen de la Corta Atalaya en Minas de Riotinto (Huelva). EUROPA PRESS/ARCHIVO

En un comunicado, la empresa hace alusión a la sentencia emitida el 19 de septiembre por la sección primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en relación con la Resolución de 27 de marzo de 2014, que otorgaba la Autorización Ambiental Unificada (AAU) para el proyecto de explotación del complejo minero de Riotinto.

Al respecto, la compañía remarca que la sentencia alude a cuestiones formales de carácter administrativo en determinadas partes del procedimiento de aprobación de la AAU, que desde la perspectiva de Atalaya "no tienen ningún efecto sobre las operaciones actuales ni futuras de la compañía". "Es más la sentencia descarta la nulidad de pleno derecho", prosigue.

En concreto, según han indicado, la sentencia aduce que no se habían expuesto públicamente una serie de documentos, de entre los cientos que conforman un trámite complejo y largo en el tiempo como es la Autorización Ambiental de un proyecto minero; en este caso los informes aludidos serían los de suelos contaminados, ampliación del estudio acústico, aclaración sobre escombreras activas y pasivas, autorización de aprovechamientos forestales y estudio específico de afecciones a la Red Natura 2.000.

A la vista de esto, Atalaya afirma que "en ningún caso la sentencia pone en tela de juicio la gestión de las instalaciones mineras e industriales que está desarrollando Atalaya, en cumplimiento de la ley y las autorizaciones emitidas por las autoridades competentes en materia minera y ambiental incluyendo la AAU". "Y mucho menos la que tiene que ver con la seguridad de las instalaciones de gestión de estériles: las presas de estériles de Riotinto se encuentran en perfecto estado y presentan un riesgo cero de fallo o accidente", ha continuado.

Según han agregado, "así lo atestiguan tanto los datos que posee Atalaya, como las múltiples revisiones y auditorías a las que se someten de manera continua por parte de consultoras especialistas independientes y Administraciones competentes".

Han señalado, igualmente, que la propia sentencia especifica que en un recurso anterior que Ecologistas en Acción había interpuesto contra la resolución de la AAU se concluyó que no se apreciaba "una nulidad patente o manifiesta como lo demuestra el extenso procedimiento seguido y que no se acreditan daños o perjuicios de imposible o difícil reparación ya que la AUU por sí misma, no autoriza la actividad minera". Por ello, la empresa se dispone a, una vez valorada en detalle la sentencia, poner en marcha las opciones legales que correspondan.

Por su parte, Atalaya quiere volver a lanzar un mensaje de tranquilidad a sus más de 360 empleados y 650 trabajadores de contratas que trabajan diariamente en sus instalaciones, sus socios, contratistas y ciudadanía en general, poniendo de manifiesto una vez más que Riotinto está en buenas manos.

"Desde una posición de responsabilidad Atalaya va a seguir procurando la excelencia en la gestión en materia minera, ambiental y de seguridad, y generando empleo y riqueza para la región a largo plazo", han concluido.

Consulta aquí más noticias de Huelva.