El Ayuntamiento de Santander abrirá expedientes sancionadores en virtud de la Ley de Espectáculos y de defensa de los consumidores por

la incomparecencia de David Guetta en el concierto que debía ofrecer el 28 de julio en la ciudad. El equipo de Gobierno señala que, al margen de las sanciones que puedan llevar aparejadas, el objetivo esencial de los expedientes es el resarcimiento de los daños y perjuicios causados a los asistentes al concierto.

El Ayuntamiento ha informado en un comunicado de la conclusión del expediente informativo abierto a la UTE La Campa a raíz del 'no concierto' de Guetta, como resultado del cual "propondrá aplicar las medidas previstas en la Ley de Espectáculos y la legislación relativa a la defensa de consumidores y usuarios con el fin de resarcir a los afectados y sancionar las posibles infracciones cometidas tanto por los organizadores como por el propio artista".

La concejala de Dinamización Social y Relaciones Institucionales, Lorena Gutiérrez, ha informado hoy a los grupos políticos y concejales no adscritos, en el transcurso de la Comisión extraordinaria de Acción Cultural y Promoción Educativa, de las acciones que ha llevado a cabo el Ayuntamiento hasta ahora para reclamar a la empresa que cumpla con su obligación de devolver el importe de las entradas y las que está previsto adoptar para velar por los derechos de los afectados. Asimismo, se les ha entregado una copia del expediente informativo y del informe jurídico emitido al respecto.

"Tal como nos hemos comprometido, estamos explorando todas las vías posibles para que los afectados puedan recuperar su dinero", ha subrayado Gutiérrez. La concejala ha recordado que el Ayuntamiento abrió, el 30 de julio, un expediente informativo encaminado en tres direcciones: esclarecer los hechos, instar al resarcimiento de los daños causados a los interesados y depurar las responsabilidades en las que hubieran podido incurrir los agentes intervinientes.

Asimismo, se requirió a la UTE que precisara las actuaciones que tenía previsto llevar a cabo en relación con la devolución del precio de las entradas, un requerimiento que se volvió a plantear el 24 de agosto, informando a la empresa de que, como organizadora única de los conciertos y perceptora del precio de las entradas, debían adquirir un compromiso firme para la devolución del dinero abonado, algo que, hasta ahora, no se ha producido.

El pasado viernes, 21 de septiembre, se recibió la respuesta por parte de la UTE La Campa, en el que se señala que la empresa Delfuego Booking, S.L, responsable solidaria de la UTE, se encuentra en situación de concurso voluntario de acreedores. La concejala señala que la empresa "sigue sin aclarar, pese a los reiterados requerimientos realizados por el Ayuntamiento, el modo en el que iba a proceder para devolver el importe de las entradas y sin aportar garantías de que iba a cumplir con esta obligación".

Ese mismo día se da por cerrado el expediente informativo, dando traslado del mismo a los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Santander para que valoren qué acciones pueden emprender para exigir responsabilidad a los agentes implicados, cómo se puede resarcir a los afectados por la cancelación de dicho evento y cómo afecta a la adjudicación de la licencia de ocupación de la Campa de La Magdalena.

El informe jurídico establece que, en virtud de la Ley de Espectáculos, podrían ser sancionados tanto la empresa organizadora, por incumplir las condiciones de venta de las entradas y abonos al no haber reintegrado el importe de los mismos, como el artista David Guetta, si se acreditase que su incomparecencia ha sido intencionada o que no obedece a causas de fuerza mayor.

Estos hechos también podrían constituir una infracción a la legislación relativa a la defensa de los consumidores y usuarios, por lo que el Ayuntamiento iniciará un expediente sancionador conforme a ambas normas (Ley de Espectáculos y de defensa de los consumidores).

Asimismo, el informe jurídico señala que la obligación de resarcir a los asistentes corresponde, en exclusiva, a los organizadores únicos del evento, es decir, a la UTE La Campa y, en ningún caso, al Ayuntamiento.

El informe apunta a la posibilidad de ejercitar una acción judicial posterior, coordinadamente con el Gobierno de Cantabria, con ese mismo fin de resarcir a los afectados, en caso de que las resoluciones administrativas que pudieran dictarse en los procedimientos sancionadores no fuesen atendidas por los responsables.

El dictamen emitido por los servicios jurídicos municipales también indica que el Ayuntamiento, discrecionalmente, podrá no prorrogar la autorización otorgada a la UTE La Campa para celebrar los conciertos de Semana Grande en la península de La Magdalena, lo que no afecta a ningún derecho previamente adquirido que tuviera que ser resarcido por parte de la Administración.

Por ello, la concejala de Dinamización Social ha adelantado que el Ayuntamiento está trabajando ya para que, cuanto antes, se abra un nuevo procedimiento de licitación para la organización de este festival de música. Gutiérrez ha aclarado que la UTE La Campa no ha recibido ninguna subvención por parte del Ayuntamiento, en contra de lo que ha declarado el PSOE.

"Ya informamos en su momento, y el portavoz socialista no se ha enterado o no se ha querido enterar, de que el Ayuntamiento no realizaría ninguna aportación económica a la empresa adjudicataria de la licencia para organizar los conciertos sino que convocó un concurso para aportar los servicios de infraestructuras y complementarios tanto para el festival de Semana Grande como el de música independiente, que tiene lugar días después también en la campa de La Magdalena", ha recalcado.

La edil ha detallado que la Oficina Municipal de Consumo ha informado y prestado asesoramiento a los afectados por la suspensión del concierto, tanto de manera presencial como a través de la línea telefónica o del correo electrónico, vías por las cuales se han atendido hasta ahora 379 consultas que han tenido como resultado el inicio de 84 expedientes.

ESCENARIO SANTANDER

Respecto a los efectos que el concurso de acreedores de Delfuego Booking tendría en la gestión de Escenario Santander, de la que es concesionaria esta empresa, los servicios jurídicos municipales determinan que, salvo que el concurso de acreedores entre en fase de liquidación, Delfuego Booking podría seguir prestando el servicio contratado si ofrece las garantías suficientes, con el fin de que, ni el interés público ni el de terceras personas pudieran verse afectados.

Con ese fin, el Ayuntamiento ha solicitado ya una reunión con el administrador concursal, con el fin de conocer la capacidad real de la empresa para seguir asumiendo las obligaciones contractuales que adquirió en su momento y, en caso de que éstas no sean debidamente garantizadas, en los términos que dichos órganos señalen, plantear la rescisión del contrato a través del procedimiento legalmente establecido.

Sin perjuicio de que se aporten tales garantías, en el supuesto de que se abra la fase de liquidación del concurso, el contrato deberá resolverse con carácter preceptivo.

Finalmente, el informe de la asesoría jurídica señala que, bajo el control del juez de lo mercantil, podría producirse la cesión del contrato a un tercero, incluso en el caso de que se abra la fase de liquidación del concurso. Igualmente, podría tener lugar la sucesión del contratista.

La primera de estas operaciones requiere, a su vez, la autorización del Ayuntamiento y, en ambos casos, el nuevo contratista deberá tener la solvencia necesaria para poder subrogarse en la posición de Delfuego Booking.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.