Teléfono móvil
Imagen de archivo de un teléfono móvil. EP

Estamos en una sociedad plenamente digitalizada, en la que la tecnología nos ayuda en nuestras tareas diarias y facilita nuestra comunicación. Pero también nos da algunos quebraderos de cabeza. Y si no, que se lo digan a Jodie May, una madre de Grandville (Nueva York, EE UU), que ha tenido que declarar ante un juez acusada de robo por castigar a su hija de 15 años sin móvil.

"Solo estaba siendo una madre preocupada, disciplinando a mi hija", afirmó May en el juicio en el que explicó, además, que lo hizo para evitar que su hija se metiera en problemas en el instituto. Sin embargo, esta acción se volvió contra ella después de que su exmarido le dijera a la policía que él era el dueño de teléfono y que la actuación de su exesposa correspondía a un delito de hurto, según informó este jueves la cadena de televisión Fox35.

El hombre presentó una queja ante la Oficina del Alguacil del Condado de Ottawa, lo que llevó a su arresto en mayo, aunque fue liberada inmediatamente con una fianza de 200 dólares. Sin embargo, ahora May se enfrentaba a un cargo menor de robo, punible con hasta 93 días de cárcel. Y, por si fuera poco, justo antes de que su juicio comenzara, los fiscales agregaron un segundo cargo por el mismo supuesto robo telefónico: robo por conversión, también punible con hasta 93 días. Con lo que su condena se ampliaba a 186 días de prisión.

Sin embargo, una vez ante Judy Mulder, Jueza de Distrito del Condado de Ottawa, y antes de que llegaran los testigos, los fiscales caso afirmaron que creian que May era "la dueña de la propiedad" (el móvil) y no su exmarido, como creían. "La madre demandada es la madre del menor, creo que cambia el caso significativamente", dijo el fiscal asistente que, por lo tanto, solicitó "que se desestimen los cargos".

La jueza aceptó la petición y esta historia terminó con el alivio y la impunidad de una madre que solo quería "disciplinar" a su hija. "Creo que es ridículo", dijo la May tras salir de juzgado. "No puedo creer que haya tenido que pasar por eso, mi hija tuvo que pasar por eso, mi familia. Estoy muy sorprendida, pero muy contenta con el resultado", añadió la víctima en una entrevista con la CBS.