En dicho auto, fechado el 20 de septiembre y que supone la imputación formal de los tres jóvenes, el Juzgado de Aranda de Duero acordó también tomarles declaración indagatoria el día 15 de octubre, así como mantener su situación de libertad con las medidas cautelares que les fueron impuestas tanto por la Audiencia Provincial de Burgos como por el propio juzgado, según informan fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

FIANZA SOLIDARIA DE 52.000 EUROS

El Juzgado decidió además formar pieza separada sobre la responsabilidad pecuniaria de los procesados requiriéndoles para que presenten una fianza solidaria de 52.000 euros. Si no cumplimentaran dicho requerimiento, se procederá al embargo de los bienes de su propiedad necesarios para atender dicha suma salvo que acreditaran su insolvencia.

Esta resolución no es firme y cabe recurso de reforma ante el Juzgado de Aranda de Duero y/o de apelación ante la Audiencia Provincial de Burgos.

Consulta aquí más noticias de Burgos.