La Fiscalía sostiene que el día 3 de mayo de 2017, el menor de 10 años, se quedó a dormir en el domicilio de la acusada, en Oviedo. La acusada, aprovechando que se hallaba en la cama durmiendo con el pequeño, le realizó diversos tocamientos en sus genitales llegando a besarle en la boca. La madre del menor, el 5 de Julio de 2017, tras haber tenido conocimiento de los hechos el día anterior, formuló la correspondiente denuncia.

El menor estuvo con motivo de los hechos recibiendo apoyo psicológico en el Servicio de Psicología de la Clínica Asturias sita en Oviedo, sin alcanzar el alta aún en fecha 3 de enero de 2018. La acusada, es de nacionalidad colombiana y se encuentra residiendo legalmente en España

Los hechos relatados son constitutivos de

un delito de abuso sexual del artículo 183 del C. Penal, en relación con los Artículos 191 y 192 del citado texto legal.

Además de la pena de prisión, el Ministerio Público pide el sometimiento a libertad vigilada por un período de 5 años, consistiendo ésta en prohibición a la acusada de aproximarse a menos de 200 metros del menor, su persona, domicilio, lugar de estudio o cualquier otro frecuentado por aquél, como la de comunicarse con el mismo por cualquier medio o procedimiento verbal o escrito por el mencionado período de tiempo.

En concepto de responsabilidad civil, la acusada indemnizará al menor, en la persona de su representante legal en la cantidad de 500 euros.

Consulta aquí más noticias de Asturias.