Ambos se encuentran ahora en libertad e investigados por los mismos delitos, pues este giro de las acontecimientos provocó que la juez sacara de prisión al hombre al que inicialmente se consideró conductor del vehículo, Francisco T.T. de 66 años, que dio positivo en la prueba de alcoholemia.

El asunto sigue en trámite, en diligencias previas, y los dos siguen investigados por dos delitos de homicidio por imprudencia grave y otro de lesiones con imprudencia grave, ya que en el accidente resultó herida una tercera persona, una joven de 22 años que aquel momento tuvo que ser evacuada al hospital, según han detallado a Europa Press fuentes judiciales.

Las partes, entre ellas los familiares de las víctimas, han solicitado algunas pruebas y aún no han aclarado si seguirán contra ambos o contra uno de ellos, al no haberse llegado aún al trámite de presentación de los escritos de acusación.

El accidente tuvo lugar sobre las 20,40 horas del 11 de septiembre del pasado año, en el punto kilométrico 56 de la A-92N, donde murieron un chico y una chica de 20 y 22 años, naturales de Huéscar y Puebla de Don Fadrique. Los Bomberos tuvieron que rescatar a una de las víctimas y la Guardia Civil detuvo al presunto conductor, que fue enviado a prisión.

No obstante, su sobrino, de 40 años, se presentó luego ante la Guardia Civil alegando que en realidad era él quien iba al volante, pero tras el siniestro "le entró miedo" y abandonó el lugar del accidente.

Consulta aquí más noticias de Granada.