Según ha detallado la institución insular en un comunicado este viernes, el programa da a conocer la vertiente más cultural del territorio para incentivar una alternativa al turismo tradicional.

Se trata de una acción que ha contado con la complicidad de la Federación Hotelera y la Asociación de Agencias de Viajes (Aviba), además de algunas compañías hoteleras de primer nivel de Mallorca que también han viajado a EEUU.

De este modo, el Consell ha continuado en Nueva York esta campaña de promoción para posicionar la cultura como uno de los elementos diferenciadores de Mallorca y que además sea generador de riqueza. La voluntad es reivindicar todo el patrimonio cultural, incidiendo en el más desconocido e incluyendo todas sus vertientes como la gastronomía.

El presidente de la institución insular, Miquel Ensenyat, ha destacado que el objetivo de esta estrategia es "reforzar el posicionamiento en mercados internacionales aprovechando otros atractivos menos conocidos".

Por su parte, el conseller insular de Economía, Hacienda y Turismo, Cosme Bonet, ha destacado que "la oferta centrada en la cultura ayuda a la desestacionalización, fomentado, además, una actividad turística respetuosa con el territorio".