Una mujer de 52 años, trabajadora de una guardería de Nueva York, ha sido detenida tras apuñalar a tres bebés y dos adultos en el centro, que carece de los permisos legales para operar, informa la NBC.

Los hechos ocurrieron de madrugada y la autora fue encontrada inconsciente en el sótano de la casa tras autolesionarse con el arma blanca del crimen en las muñecas.

Los tres bebés están en situación crítica, aunque las heridas de uno de ellos son más graves que las de los otros dos. Tienen tres días, 20 días y un mes de vida, respectivamente.

Los adultos, según las primeras informaciones, serían otra trabajadora del centro y el padre de uno de los bebés. La guardería funcionaba con el nombre de Mei Xin Care.