Los efebos de Pedro Abad
Los efebos de Pedro Abad JUNTA DE ANDALUCÍA

En con concreto, según ha informado la Junta, ambas esculturas romanas se suman al patrimonio de la Administración autonómica como bienes integrantes del dominio público, declarándose además la firmeza de la sentencia.

A este respecto, Francisco Alcalde ha expresado su satisfacción por esta resolución "sobre unos bienes tan importantes para la ciudadanía, que actualmente se encuentran en el Museo Arqueológico de Córdoba", y ha destacado que hasta ahora "solo hemos podido actuar en tratamientos de limpieza para evitar el deterioro y la corrosión, al encontrase abierto un proceso judicial".

Sin embargo, según ha subrayado el delegado de Cultura de la Junta, "al ser ya las esculturas de dominio público de la Junta de Andalucía, acometeremos la intervención completa de análisis y restauración de estas piezas".

Las dos esculturas romanas de bronce ingresaron por depósito en el Museo Arqueológico de Córdoba en 2012, como resultado de una operación policial. Fueron incautadas en la finca 'El Palancar' de Pedro Abad, en el marco de una operación desarrollada por la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Jaén.

Desde entonces, la Delegación Territorial de Cultura ha desarrollado los trabajos encaminados a la preservación y conservación de los efebos, incluida la incoación de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) de estas dos figuras romanas, además de los procedimientos jurídicos precisos hasta la actualidad.

Las dos figuras de bronce se fechan entre el siglo I y el siglo II de nuestra era y, en concreto, el efebo apolíneo mide 140,5 centímetros de altura, es una figura exenta, fragmentada y casi completa. Se trata de una derivación romana de originales griegos, basados en atletas vencedores y representa un efebo portador de lámparas, desnudo y con un peinado que recuerda al dios Apolo.

La segunda escultura se define como un efebo dionisíaco, por contar con atributos característicos del dios Dionisos en la cabeza, y está coronado con hojas de hiedra y racimos. También es figura exenta, está fragmentado y mide 122 centímetros de altura.

Estas piezas tienen el paralelo más cercano en el efebo de Antequera (Málaga), resultando que ee este tipo de estatuas solo existen seis ejemplares que se conozcan y conserven en museos de todo el mundo. Con estas dos nuevas y excepcionales esculturas el número sería de ocho piezas conocidos y realizadas con la función específica de 'lampadóforos' o portadores de lámparas.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.