Concentración Mujeres Enre Beldía
Concentración Mujeres Enre Beldía EUROPA PRESS

En este sentido se ha pronunciado la portavoz del colectivo, Estela Pavón, quien ha querido recordar que "en pocos días, tres han sido las mujeres que han querido hacer públicos estos hechos y, aunque sabemos que es muy difícil hacerlo porque somos desacreditadas constantemente y es algo que cuesta mucho decir queremos decirles que cuentan con el apoyo de todas".

Además, ha continuado, "esto es algo que pasa en el día a día" y "queremos decirles a todas estas mujeres que no están solas".

La concentración, que ha comenzado a las 20,30 horas, ha contado con el apoyo y la solidaridad de los riojanos hacia las tres mujeres, dos de ellas menores de edad, que en estos días "han sido agredidas sexualmente por hombres adultos". Todas ellas, explica, "en el centro de esta ciudad, a diferentes horas, da igual".

Tras una pancarta en la que se podía leer 'Feminismo, hermanas. Para no morir', la concentración ha contado con la lectura de un manifiesto y, posteriormente, se ha dejado el micrófono para que aquellas personas que quisieran "contaran su historia".

Desde el colectivo lamentan que "nada frena a los agresores que se sienten con el derecho y la legitimidad de saciar sus deseos sexuales ejerciendo todo el poder y la violencia que consideren necesario. Hombres que ven el cuerpo de las mujeres como un objeto de placer y consumo, hombres que se creen con el poder (y se lo creen porque lo tienen) de agredir y violar impunemente, porque si quieren algo, simplemente, lo cogen".

"Hombres que no admiten un no por respuesta, porque si dices no, te arrastro, te rompo la boca, te acoso, te persigo, hasta que ya no puedas decir nada", indican desde colectivo.

De forma especial -aseguran- en días festivos como estos, "en los que nadie quiere ver enturbiado su propio oasis de evasión, el disfrute propio, el nombre de su ciudad, o el del género al que creen pertenecer. Y es que aquí, la complicidad entre varones, juega un importante papel".

"DEJEMOS DE MIRAR HACIA OTRO LADO"

Por todo ello, desde el colectivo piden que "dejemos de mirar para otro lado, de minimizar las agresiones que observamos día tras día, de reír las gracias machistas que inundan nuestra cotidianeidad y que dejemos de culpar a las mujeres que deciden buscar compañeras con lasque poder alzar la voz y decir basta. Dejemos de proteger a los agresores, para muchas ya es demasiado tarde, pero que no lo sea para todas".

Se trata de que "las más pequeñas no tengan que sentir miedo ni culpa, que puedan vivir en libertad. Y esto depende de nosotras, devosotros, de todos".

Además, el colectivo ha aprovechado la concentración para denunciar "todo tipo de violencia contra las mujeres y personas LGTBI+. Desde las agresiones más virulentas hasta las violencias más subliminales, cotidianas e invisibilizadas que en fiestas aumentan en un elevado número, así como su tolerancia y justificación".

También denuncian "la culpabilización a la que se somete a las víctimas desde las mismas instituciones que ahora sacan campañas, desde los medios de comunicación, desde los juzgados, que tantas veces hacen recaer el peso de la responsabilidad de las agresiones machistas en ellas, en su forma de vestir, su estado de embriaguez, en sus comportamientos sexuales o en las horas a las que andaban por la calle".

"Las fiestas, la noche, siguen si poder ser vividas en igualdadde condiciones que los varones, siguen siendo espacios que solo ellos pueden ocupar de forma segura. Mientras sean las conductas de las víctimas las juzgadas y no la de los agresores, seguiremos reproduciendo tanto la violencia machista como la legitimidad social con la que cuentan este tipo de abusos", explican.

Tal y como recuerdan, el año pasado la presión social llevó a que el Ayuntamiento de Logroño "hiciera una pseudocampaña contra las agresiones sexuales, una campaña sin contar con las organizaciones feministas de La Rioja, una campaña a todas luces improvisada y vacía de contenido".

Este año, una vez más, "volvemos a presenciar el mismo espectáculo, dos mesas informativas con horarios limitados y unainformación aún más limitada, y 10.000 vasos con mensajes impresos".

Para el colectivo, además, es necesario "un sistema educativo que forme personas, pero esto no es así. No existe la educación afectivo sexual en las escuelas, aprendemos a relacionarnos a través de mitos perversos como el del amor romántico que nos somete y nos mata todos los días".

Con todo ello, aseguran, "la solución, sin duda, está en la autodefensa feminista y la autoorganización. Como así se ha demostrado en uno de estos casos de agresión, en el que las mujeres que se encontraban en ese lugar no dudaron en ir a por él. Cuando las mujeres nos sintamos con derecho a defendernos y legitimadas para hacerlo, sintiendo el apoyo de nuestras compañeras y compañeros, será cuando podamos ir seguras por las calles".

"Así pues -han finalizado- nosotras seguiremos haciendo lo nuestro, que es luchar y reivindicar que las fiestas, las calles y las noches son nuestras, y que nuestro cuerpo es nuestro, siempre". Por ello, "llamamos a la sororidad, a la unión y apoyo entre mujeres y todas las identidades LGTBI+. Ésta es la única manera de sentirnos tan fuertes como somos, salir en manada y que el miedo, por fin, cambie de lado".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.