Los estudios van a permitir obtener datos de los patrones de distribución espacial e índices de abundancia de la fauna bentónica y demersal, además de la caracterización hidrográfica y sedimentológica de la zona y su influencia sobre las especies identificadas, según ha informado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en nota de prensa.

Esta campaña multidisciplinar combina el muestreo por arrastre de fondo para la evaluación de las especies de peces, crustáceos y cefalópodos, la toma de datos y muestras biológicas mediante dragas de sedimento para la caracterización de fondos, y el uso de batisondas CTD para obtener datos de la columna de agua.

Además, se realizarán estudios de alimentación de las distintas especies, censo de aves y su relación con las especies descartadas, recogida de muestras biológicas para estudios de contaminación, marcado de tiburones y rayas, o el seguimiento de los arrecifes artificiales del Cantábrico, entre otros análisis.

La campaña Demersales se desarrolla en coordinación con el Instituto Español de Oceanográfica, que ostenta su dirección científica. Gracias a esta coordinación, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación facilita el uso y equipamiento de los barcos al personal investigador, y pone a disposición de los científicos el instrumento más adecuado para los fines específicos de cada campaña. Todo ello mediante la optimización de los recursos en beneficio del mejor conocimiento científico posible y la mejor gestión pesquera.

Esta edición se une a la serie histórica que se viene realizando desde 1983 para la evaluación de los recursos pesqueros en la plataforma Norte de la Península Ibérica. La continuidad de este tipo de investigación es fundamental en la Unión Europea para la correcta gestión pesquera y medioambiental.

Consulta aquí más noticias de Asturias.