Este dispositivo especial está compuesto por distintos servicios municipales como Policía Local, Protección civil, Bomberos, Tráfico, Aguas de Murcia, Limpieza Viaria, Alumbrado público y Parques y Jardines.

Un total de 110 agentes de la Policía Local están alertados para activar el plan de inundaciones y actuar minimizando los posibles efectos si se producen fuertes lluvias.

Además del servicio ordinario de fin de semana, se contará con 80 agentes para atender las eventuales incidencias que pudieran originar las lluvias a partir de mañana, contabilizando así un total de 110 policías.

Los agentes, en función de la experiencia en otros episodios de lluvia, establecerán distintos puntos de control aunque prestarán especial atención a Espinardo, Beniaján, Sangonera la Seca, Cabezo de Torres, Churra, La Alberca y Sangonera la Verde por ser estas las pedanías más afectadas cuando llueve.

A ello se sumarán los 37 efectivos previstos en el personal de guardia de Bomberos. También formarán parte de este dispositivo personal de los servicios de Limpieza, Protección Civil, Parques y Jardines, Aguas de Murcia, Tráfico y Servicios Industriales que se sumarán a las brigadas de mantenimiento habituales en el caso de que sea necesario.

Lo que se pretende con este plan es intervenir de la forma más rápida posible y atender con inmediatez los requerimientos de los vecinos del municipio para minimizar los efectos de las posibles fuertes lluvias, estableciendo las actuaciones prioritarias.

La Policía Local será la encargada de coordinar todo el operativo que tiene que actuar cuando se recibe un boletín de aviso por fenómeno meteorológico adverso desde la Agencia Estatal de Meteorología.

Además, la Policía Local desplegará sus efectivos en casco urbano y pedanías para tomar las medidas necesarias de regulación y corte del tráfico, utilizando vallas y cinta policial. Igualmente, se controla que no existan incidencias que pongan en peligro a personas y vehículos.

Los Bomberos se encargan, priorizando las actuaciones, de rescatar a aquellas personas y conductores que se queden atrapados en una zona inundada, de apagar incendios en tendidos eléctricos, drenar el agua y desaguar bajos inundados.

Los voluntarios de Protección Civil formarán un retén para colaborar con Policía Local y Bomberos en aquellas situaciones que sea necesario.

Por su parte, los Servicios de Limpieza trabajan en la eliminación de bolsas de agua y charcos mediante maquinaria aspiradora, colocación de los contenedores desplazados y limpieza de los arrastres provocados por la lluvia.

Los operarios del Servicio de Parques y Jardines ya han revisado el arbolado de gran porte en aquellas zonas sensibles para prever posibles caídas de ramas y limpiado las hojas y los imbornales situados en los jardines. Además, se ha hecho acopio de arena como medida inicial de choque para evitar encharcamientos en caso de inundación.

Por último, Aguas de Murcia ya ha intensificado la limpieza de imbornales con el fin de que se encuentren operativos para que puedan evacuar con garantías las aguas pluviales durante los episodios de lluvia

Consulta aquí más noticias de Murcia.