Según fuentes municipales, el suceso ocurrió durante la madrugada del martes, cuando el posteriormente detenido

sustrajo por la fuerza, del bolsillo trasero de los pantalones de una chica, el teléfono móvil.

Los hechos ocurrieron en el interior de una discoteca de la calle Pérez Oliva, desde donde el supuesto ladrón huyó en dirección a la puerta de Zamora, donde fue detenido por una patrulla.

La descripción física del presunto autor de los hechos, facilitada por la víctima del robo y por dos testigos presenciales, permitió a dos policías locales, que realizaban labores de seguridad ciudadana, detenerle.

En ese momento, el varón se negó a mostrar su identificación y opuso "fuerte resistencia", además de amenazar, insultar y tratar de agredir a los agentes, quienes encontraron en su poder el teléfono

móvil sustraído y un segundo aparato, cuya procedencia no pudo justificar.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.