El portavoz de Podemos, Pablo Fernández, se ha mostrado favorable a la "unidad" y ha alabado las acciones de "coraje y decencia" que, a su juicio, están desarrollando los trabajadores de la planta leonesa en un momento en el que "incertidumbres y zozobras" se quiere "imponer" que "todo se puede comprar y vender". "Vosotros demostráis que hay muchas personas para las que la dignidad no tiene precio", ha alabado el líder de Podemos al Comité de Empresa que ha seguido el debate desde la tribuna de invitados.

Así, Fernández ha insistido en la necesidad de avanzar para que no se deslocalice una empresa que "lleva años dando beneficios". "Los trabajadores sufren el descarnado efecto de lo que se padece en Castilla y León, una Comunidad dirigida por multinacionales que hacen y deshacen a su antojo como consecuencia de las reformas laborales", ha destacado Fernández.

Por su parte, el procurador de UPL, Luis Mariano Santos, ha lamentado la situación a la que se ven abocados los 500 trabajadores de la factoría leonesa como consecuencia de las acciones de una empresa "captadora de dinero público y que han utilizado el esfuerzo del trabajador para especular más que para producir".

Tras insistir en que la empresa es rentable ha insistido en la importancia de trabajar de forma unánime en una solución para los empleados "más allá de los buenos deseos".

La postura ha sido también compartida por el procurador de IU quien ha lamentado que "el lobo ya esté aquí". Así ha insistido en que la plantilla de Vestas está "absolutamente cualificada" y "ha cosechado beneficios", por lo que ha llamado a la "unidad" y a iniciar un ejercicio de reflexión para no seguir con las políticas impulsadas hasta ahora.

El procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel ha pedido durante el debate de la iniciativa que no se haga "electoralismo" con "asuntos tan graves", y ha señalado que con esta crisis empresarial se está poniendo en juego el desarrollo económico y social de Castilla y León y la "credibilidad" de las instituciones. "Tenemos que ganar esta batalla", ha aseverado.

Por su parte, el procurador socialista Pedro Luis González Reglero ha lamentado que se tenga que vivir esta situación como consecuencia de una "empresa sin escrúpulos" y ha insistido en la importancia de impulsar un plan de reindustrialización "con garantías" si finalmente el ERE se lleva a efectos.

"Es necesario trabajar para revertir la situación, de no ser así es necesario garantizar el trabajo a todos los afectados", ha reseñado.

Para cerrar el debate, el procurador del PP y alcalde de León, Antonio Silván, ha argumentado el voto favorable de su grupo a esta iniciativa de Podemos, ya que, como ha señalado, en este sentido todos están movidos por el mismo objetivo: "que se evite la deslocalización".

Silván ha destacado la "unidad de acción" que se ha vivido en torno a este conflicto. "Todos hemos cerrado filas y hemos tenido plena disposición de estar al lado de los trabajadores", ha reseñado, tras lo que ha considerado que la decisión de la empresa ha sido "injusta, unilateral, desleal e irresponsable".

Como ya lo hiciera el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, Silván ha abogado por trasladar a la UE el conflicto para analizar las "deficiencias" del modelo actual. Para el procurador 'popular' es necesario un cambio de normativa a nivel europeo para evitar las deslocalizaciones. "Sólo nos mueve un objetivo, mantener la planta productiva en León planta abierta", ha aseverado.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa, Juan Francisco García, ha destacado a "unidad" demostrada en torno al conflicto de esta multinacional tras mantener un encuentro con representantes de todos los grupos parlamentarios. "Es importante alcanzar la unidad para llevar el conflicto a Bruselas como ejemplo de lucha de la clase trabajadora", ha señalado.

De este modo, García ha insistido en que los empleados de esta multinacional no cesarán en su "lucha" por el "futuro" y ha avanzado que el próximo viernes se mantendrá una "segunda" reunión con los representantes de la multinacional dentro de la negociación del expediente de extinción presentado.

El representante de los trabajadores ha insistido en que es "importante" la unidad política para avanzar en cambios normativos que evite situaciones como por la que atraviesa ahora la planta de Vestas en León, tras lo que ha considerado que la empresa "no está en condiciones" de exigir nada en torno a la posible venta de la planta.

"Si no lo quieren que dejen que los demás sigan", ha concluido.

TEXTO DE LA PNL

En concreto, a través de esta iniciativa se ha acordado dirigirse al Gobierno central para que solicite a Vestas la retirada del ERE y la elaboración de un plan de viabilidad con carga de trabajo suficientes para el mantenimiento del empleo.

Asimismo, los grupos solicitan a la Junta un plan específico de reindustrialización que, en el caso de ser despedido de Vestas, se procure a los trabajadores un empleo que implique que no tengan que cambiar de domicilio.

Del mismo modo, a través de la iniciativa parlamentaria también se solicita al Gobierno central que requiera a Vestas la devolución de subvenciones si no se mantiene el empleo previsto en la concesión de tales ayudas, este punto no contó con el apoyo de PP, PSOE y Ciudadanos, que se abstuvieron en su votación, aunque finalmente sí salió adelante con los sufragios favorables de Podemos de IU.

Por último se acuerdo constituir un grupo de trabajo con la participación activa del Comité de Empresa de la factoría ubicada en León con el objetivo de seguir la consecución de los puntos acordados.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.