Mónica Oltra en una imagen de archivo
Mónica Oltra en una imagen de archivo GVA

La vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, ha destacado que la dimisión de la exministra de Sanidad y exconsellera de Sanidad Universal, Carmen Montón, es un "mensaje para navegantes que tienen por ahí másters regalados" de que "la ética no la establecen los tribunales", y ha señalado que ha dado una "lección" porque "otros en situaciones similares o peores están agarrados como garrapatas a sus cargos".

Así lo ha manifestado este miércoles en declaraciones a las medios, preguntada por su valoración de la dimisión de Montón tras conocerse las presuntas irregularidades en el máster que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos. Oltra ha admitido que "humanamente le cuesta hacer una valoración".

En esta línea, ha puesto en valor la labor de Montón en la Conselleria de Sanidad Universal y del Ministerio. A nivel autonómico, ha destacado que recuperó para la gestión pública el departamento de salud de La Ribera, devolvió la sanidad universal y "compensó el copago farmacéutico a casi un millón y medio de valencianos que no tienen que elegir entre medicarse o llegar a fin de mes".

Como ministra, ha resaltado que "en cien días de Gobierno ha encarrilado temas como devolver la sanidad universal" o que las personas cuidadoras en el ámbito de la dependencia, "normalmente mujeres, recuperen sus cotizaciones", entre otras medidas.

Asimismo, ha afirmado que en las elecciones de 2015 se produjo un cambio político "muy grande" en la Comunitat, que dio lugar al Consell del Botànic del que forma parte, que puso el foco en que "algunas inercias y prácticas del pasado ya no eran bienvenidas, entre ellas, el diferente trato que puedan tener personas que forman parte del mundo político, empresarial y, en definitiva, la gente que tiene una posición de decisión o privilegio".

A su juicio, "lo que muestra la dimisión es que esto ha calado en la sociedad hasta el punto de que el listón de la ética se ha subido enormemente". Además, ha indicado que es un "mensaje para navegantes que tienen másters por ahí regalados": "Que la ética no la establecen los tribunales, la ética se establece por la práctica política".

"Con la dimisión, se pone el listón de la ética a la altura de la exigencia social, una altura que en el pasado no ha estado en ese listón. Lo que ha hecho Montón es de salud democrática, es una lección. La exigencia social dejaba poco margen a la actuación, pero otros en situaciones similares o peores está agarrados como garrapatas a sus cargos", ha agregado.

ENTRAR A LA URJC "CON POZAL DE LEJÍA"

Por otro lado, respecto a las responsabilidades que deberían asumirse dentro de la Universidad Rey Juan Carlos, ha aseverado que a esa institución "se debe entrar con un pozal de agua y lejía, porque lo que está claro es que había un chiringuito montado para favorecer determinados intereses como los de (Pablo) Casado, todo tutelado por (Esperanza) Aguirre, que dijo 'a este chico me lo cuidáis bien', y que colateralmente iban buscando a personas para tapar el chiringuito que se había montado".

No obstante, Mónica Oltra ha insistido en que "quiere pensar" que se trata de una "excepción" y que el prestigio de las universidades publicas, incluida la Rey Juan Carlos, "no se debe ver manchado por esta situación".

Por ello, ha reclamado que se asuman las "responsabilidades políticas y de gestión que supone haber tenido un chiringuito montado que favorecía a determinada gente, cuando el resto de alumnos tenía que pagar su matrícula, esforzarse, hacer sus trabajos y dar clase". "Estas desigualdades no deben existir en una sociedad democrática, donde la igualdad de trato y oportunidades es una premisa de calidad democrática", ha censurado.

Del mismo modo, se ha preguntado "para qué quieres un título si no has aprendido la materia que te acredita ese título". "Tener un título y no saber lo que ese título dice que sabes es bastante inútil, porque uno estudia para adquirir conocimientos, no para colgar un papelito en la pared", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.