El conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal en el pleno del Parlament
El conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal en el pleno del Parlament CAIB

Las enmiendas han sido rechazadas por 30 votos en contra, 21 a favor y una abstención.

Durante su intervención, la diputada de Cs, Olga Ballester, ha censurado que la normativa no haya recibido apoyo unánime. Además, ha censurado que perjudica a las explotaciones agrarias pequeñas, y, que vaya a provocar el aumento de los proceso burocráticos. "Es ilógico aprobar una norma cuando el sector se opone a su aprobación", ha añadido.

El diputado del PP Miquel Vidal se ha manifestado en un sentido similar y ha dicho que la ley no cumple el objetivo de ayudar a la payesía, prima la política de subvenciones y pretende regular materias sobre las que la Comunidad no tiene competencia, como "la prohibición de los transgénicos" ya que este asunto es de competencia estatal.

Por su lado, el portavoz de El PI, Jaume Font, ha manifestado su malestar por esta nueva ley ya que considera que los agricultores acabarán perjudicados ya que la ley "les trata como un 'kleenex'" y, además, ha censurado que la ley "se meta en el tema de la vivienda". De esta manera, los tres grupos han pedido la retirada de la normativa.

El conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Pesca, Vicenç Vidal, ha dicho que la iniciativa tiene como objetivo "separar el grano de la paja" ya que fue la ley aprobada por Biel Company la que mezcló en su normativa "urbanismo con el tema agrario".

Según presentó el Ejecutivo autonómico en su momento, la nueva normativa priorizará la producción de alimentos sobre otras actividades relacionadas con la actividad agraria -como algunas actividades complementarias de ocio y los cultivos energéticos-, la venta directa y la transformación del producto en toda la comunidad.