Los convenios han sido suscritos por el director general del Catastro, Fernando de Aragón, y por el alcalde de Écija, David García Ostos, en un caso; y el alcalde de Las Cabezas de San Juan, Francisco José Toajas, en otro caso.

Las funciones que van a asumir estos ayuntamientos por medio de estos convenios se refieren, en esencia, a la tramitación en régimen de encomienda de gestión de los expedientes de alteraciones jurídicas de bienes inmuebles urbanos y rústicos, así como de las declaraciones catastrales presentadas como consecuencia de alteraciones físicas y económicas relativas a dichos bienes inmuebles, que tienen por objeto reflejar en el Catastro las nuevas construcciones de inmuebles o bien otras alteraciones, tales como ampliaciones, demoliciones, agregaciones, agrupaciones, divisiones, derribos o cambios de uso.

Como importante novedad de carácter instrumental debe significarse que desde ahora estos ayuntamientos podrán desarrollar las actuaciones de colaboración en la actualización de las descripciones catastrales sobre la base de un mapa de gestión, que facilita la identificación de las inconsistencias advertidas con la realidad inmobiliaria, maximiza las posibilidades de activar los mecanismos de mantenimiento y permite el mejor diseño posible de los planes de regularización e inspección.

Este mapa reflejará, de forma permanentemente actualizada, las incidencias detectadas y la información sobre las distintas fases de las actuaciones que se desarrollen sobre las mismas.

Estos ayuntamientos se comprometen, además, a colaborar en las tareas de notificación y atención al público derivadas de los expedientes tramitados en virtud de los nuevos convenios y de los procedimientos de valoración colectiva que puedan llevarse a cabo en cualquier término municipal incluido en el ámbito territorial de estos convenios.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.