El portavoz del PP de Cantabria, Íñigo Fernández
El portavoz del PP de Cantabria, Íñigo Fernández PP

El PP ve "inviable" e "injusta" la comisión de investigación sobre los contratos en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) que se plantea el Parlamento para analizar los de la presente legislatura y también los de la anterior; cree que va a ser una "cortina de humo" para "esconder" la responsabilidad de la actual consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), y si no se acota el objeto de la misma no la apoyará.

Para poder respaldar esta comisión, promovida por Podemos y respaldada por los demás grupos del Parlamento (PRC, PSOE y mixto), los populares quieren que la comisión de investigación se limite a analizar "el comportamiento" del bipartito regional y de Real desde que tuvo conocimiento de la denuncia de la jefa de Contratación, Inmaculada Rodríguez, "hasta el día de hoy".

"Lo que tiene que investigar el Parlamento es por qué Luisa Real, que conoció estas irregularidades, las consintió y las amparó. Lo que tiene que investigar el Parlamento es por qué Luisa Real, una vez conocidas las irregularidades, en lugar de tratar de aclararlas, explicarlas e investigarlas ha optado por maniobrar para taparlas, esconderlas y ocultarlas", ha opinado el portavoz del PP de Cantabria y también diputado Íñigo Fernández.

En rueda de prensa, Fernández ha opinado que es "inviable" que desde el Parlamento se pretenda analizar con esta comisión un periodo de siete años (2011-2018) de contratos en el SCS cuando los que, según ha dicho, están "bajo sospecha" son los de la actual legislatura, con el Gobierno PRC-PSOE y con Real como consejera, y no de los de la anterior, con el PP.

Además, ha argumentado que ampliar la investigación hasta 2011 es no solo "inviable" sino "injusto" ya que sobre los contratos en el SCS en la pasada legislatura no pesa ninguna denuncia por supuestas irregularidades como la formulada -no judicialmente sino a sus superiores- por la jefa de Contratación y tampoco han sido llevados a la Fiscalía, como sí ha ocurrido con los del actual periodo (lo hizo IU y el PP).

Fernández ha asegurado que los contratos en el SCS en la pasada legislatura ya han sido fiscalizados por parte de la Intervención y del Tribunal de Cuentas.

Y por otra parte, el PP también considera que, en este caso, no es el Parlamento ni la comisión que se plantea la que tiene que analizar contratos cuando la propia Cámara ya aprobó un acuerdo para que la Intervención los estudiara.

Para los 'populares', lo que debe investigar el Parlamento en la comisión es el comportamiento del Gobierno de Cantabria, y en concreto de la consejera, desde que tuvo conocimiento de la denuncia el 8 de febrero hasta el día de hoy.

Fernández ha explicado que el PP "deja la puerta abierta" a apoyar esta comisión pero ha insistido en que solo lo hará si, a lo largo de la tramitación de la comisión, logra "reorientar" el objeto de la misma a su planteamiento.

El portavoz popular considera que Podemos ha actuado "de buena fe" al plantear la creación de una comisión de investigación sobre las irregularidades en el SCS pero cree que "a lo mejor" ha sido "utilizado".

Y es que, a juicio del PP, esta comisión es, con el actual planteamiento, una "maniobra más" de Real y del Gobierno para "tratar de difuminar" y "esconder" su responsabilidad sobre las irregularidades detectadas en la actual legislatura.

Fernández ha ofrecido esta rueda de prensa después del anuncio hecho el lunes por el diputado de Podemos José Ramón Blanco de que el Parlamento regional investigará las irregularidades detectadas en contratos del Servicio Cántabro de Salud esta legislatura y, también, las adjudicaciones hechas en la anterior, en una comisión que, según dijo, podría poner en marcha en quince días.

Por ahora, la comisión cuenta con el respaldo de las dos formaciones que sustentan al actual Ejecutivo, PRC y PSOE, y el grupo mixto, integrado por el portavoz de Cs, Rubén Gómez, y Juan Ramón Carrancio.

De este modo, y pese a no tener aún el apoyo del PP, los morados tienen ya mayoría para sacar adelante esta comisión de investigación, que regionalistas, socialistas e integrantes del grupo mixto firmarán junto a Podemos, y que analizará los contratos del SCS desde 2011 hasta la actualidad.

Una vez se registre la petición será abordada por la Mesa de la Cámara en la reunión de este viernes. Según el procedimiento establecido, en unas dos semanas se podría constituir la Mesa de la Comisión, solicitar la documentación y las comparecencias.

Además, los podemitas van a intentar que se establezca un calendario para que pueda haber conclusiones antes de que se disuelva el Parlamento con motivo de las elecciones autonómicas y municipales de la próxima primavera.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.