El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha reclamado la libertad de los presos soberanistas y el fin de los procesos judiciales contra los líderes que están en el extranjero, para conseguir así fomentar un diálogo y negociación Generalitat-Estado con "libertad".

En declaraciones tras participar en la ofrenda floral al monumento de Rafael Casanova durante la Diada, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, demostrar que es diferente a su antecesor, Mariano Rajoy, y "saque el conflicto de los tribunales" para darle una respuesta política y no judicial.

También ha llamado a los catalanes a participar en la manifestación independentista de la tarde para demostrar que, desde la grandes mayorías y los grandes consensos, no hay "muros" que puedan frenar el proyecto político de una república catalana.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.