Presa del río  Miera donde han fallecido dos personas
Presa del río Miera donde han fallecido dos personas BOMBEROS SANTANDER

Los vecinos de Solares y Entrambasaguas están "consternados" por la muerte de un hombre y una mujer, hermanos y vecinos de este último municipio, al caer accidentalmente al río Miera, en un punto que separa este término de Medio Cudeyo.

Ambos ayuntamientos han coincidido en que se trata de una "tragedia" y una "desgracia", que se produjo ayer, domingo, de manera "fortuita" y por un cúmulo de "fatalidades", cuando ambos paseaban por la orilla acompañados de un tercer hermano y de una sobrina.

En un momento dado, pasadas las cinco de la tarde, la mujer resbaló y se precipitó al agua en una zona donde hay un pozo y mayor profundidad. Como no sabía nadar, uno de los dos hermanos se lanzó para tratar de salvarla, pero sufrió un golpe y también falleció.

LA TRAGEDIA GOLPEA POR DOBLE PARTIDA

"Es un momento muy triste para este Ayuntamiento y para una familia a la que golpea la tragedia por doble partida", ha manifestado la alcaldesa de Entrambasaguas, María Jesús Susinos, quien en declaraciones a Europa Press ha pedido "respeto" y "acompañar a la familia en este dolor tan grande".

La regidora ha indicado que Consistorio y familiares viven "un momento muy triste", fruto de un "accidente fortuito y fatal", tras el cual la administración está estudiando decretar un día de luto oficial.

Por su parte, el alcalde de Medio Cudeyo, Juan José Perojo, que estaba de vacaciones cuando sucedió todo, ha trasladado en declaraciones a esta agencia el "apoyo y respaldo" a la familia de todo el municipio.

Y es que la zona donde se produjeron los hechos pertenece a Entrambasaguas, y hace de límite con Solares, donde las dos víctimas eran muy conocidas, especialmente ella, pues trabajó en una frutería del pueblo y en la gasolinera, que perteneció a su padre.

Así, aunque vivían en el barrio de La Rañada, en la localidad de El Bosque, que pertenece a Entrambasaguas, "hacían vida" en Solares, ha precisado el regidor, que era amigo de la mujer.

"No nos creemos lo que ha pasado", ha expresado Perojo, para quien se trata de una noticia "muy difícil de pasar", fruto de un "accidente" que se ha producido de manera "inesperada" y en el que ha habido "muy mala suerte" por un cúmulo de "fatalidades".

DESGRACIA Y DRAMA

Por su parte, el teniente de alcalde de Medio Cudeyo, Alfonso Maza, ha relatado a Ep esta "desgracia", que vivió "de primera mano", personándose en el lugar al ser alcalde en funciones.

Según ha explicado, los tres hermanos salieron a dar un paseo después de comer, acompañados de una sobrina y, al parecer también, de un perro.

Pasadas las cinco de la tarde, cuando estaban por la orilla el río Miera y la mujer estaba haciendo fotografías se resbaló y cayó al agua en una zona donde se forma una presa. Como no sabía nadar, uno de los hermanos se lanzó para tratar de salvarla, pero fue rescatado sin vida con un "golpe muy fuerte".

Maza ha agregado que el tercer hermano se apartó con la niña y una vez alertadas personas que estaban cerca, un vecino de Solares se tiró al agua para intentar reanimar sin éxito a una de las víctimas.

Extremo que tampoco lograron, con ninguna de los dos hermanos, los efectivos del sanitarios desplazados al lugar, junto a miembros de otras fuerzas y servicios, como Bomberos de Santander, agentes de la Guardia Civil o miembros del 112, entre otros.

El alcalde en funciones ha expresado que se trata de "un drama" para la familia, que pierden dos hijos y hermanos -eran seis en total- de "un golpe".- "Es una desgracia. La tenían ahí", ha apostillado.

MEDIDAS PARA EVITAR QUE SE REPITA

Por otro lado, y a propósito de lo sucedido, la alcaldesa de Entrambasaguas ha indicado que cuando "pase todo esto", solicitará una reunión a la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para abordar la posibilidad de adoptar medidas y evitar que se repita lo sucedido.

Susinos ha aclarado al respecto que "no hay que echar la culpa" a la CHC ante un accidente "fortuito y desgraciado", marcado por la "mala suerte" de subirse a la presa y "patinar", en una zona que no está habilitada para el baño -aunque los jóvenes suelen hacerlo- y en la que "jamás ha pasado nada".

Al hilo, ha señalado que "no se pueden poner puertas" al río, al que se puede acceder por varios puntos, ya que hay diferentes senderos en la zona.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.