Según fuentes del Ayuntamiento de Salamanca, el joven conducía "con grave peligro de perder el control del vehículo y con riesgo para numerosas personas que se concentraban en la zona", e incluso, algunos tuvieron que "retirarse para no ser atropelladas".

Por ello, por conducción temeraria y por un presunto delito contra la seguridad vial, al poner en peligro la integridad de "muchas personas", así como por no llevar abrochado además el cinturón de seguridad, fue denunciado por la Policía Local de Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.