Ricardo Blázquez  8-9-2018
Ricardo Blázquez 8-9-2018 EUROPA PRESS

Una Catedral con gran afluencia de público, presidida por la figura de la Virgen de San Lorenzo, patrona de la ciudad, y flanqueada por algunos de los miembros del Gobierno Municipal, ha atendido la homilía de Blázquez con motivo de la fiesta de Nuestra Señora y Virgen de San Lorenzo.

Así, Blázquez ha apuntado a la Virgen como "Madre y Reina de Valladolid" y ha recalcado que "intercede" por los creyentes que acuden a ella "con confianza", así como ha afirmado que la devoción por ella forma parte "de la historia de la ciudad".

Igualmente, ha recordado que se debe "actualizar" la unión entre generaciones para celebrar "cada año" la fiesta, y que "no se reduzca a un nombre vacío y tradición sin contenido", porque con ella la ciudad se "hermana" y así en Valladolid prima una "convivencia de ciudadanos que comparten una misma historia".

Además, el arzobispo ha hecho referencia a "los comienzos" que alienta la Natividad de la Virgen de San Lorenzo, como el nuevo curso escolar y académico, las etapas pastorales o el nuevo impulso social y político con los que se pasa "del descanso estival al trabajo diario", de manera que con "concordia y misericordia" son una oportunidad de "renovación.

"Saber, concordia, misericordia y discordia" ha señalado Blázquez para describir las situaciones personales, familiares y sociales, así como ha indicado que pueden surgir "brotes de discordia" dentro de este tipo de relaciones e, incluso, "en el interior de cada uno".

De esta manera, ha invitado a la "fraternidad, justicia, amor, humildad y generosidad" y, especialmente, a la "perseverancia del amor entre los esposos" puesto que actualmente "el número de rupturas y la estabilidad provisional afectan a la vida de todos.

En este sentido, ha animado a "luchar por la fidelidad y la reconciliación" porque "con ella se gana tanto como se pierde sin ella".

También, ha pedido a la Virgen "acierto" en la educación de las nuevas generaciones y la "maduración para la vida", cuestiones que se tratarán en la próxima Asamblea del Sínodo de los Obispos en Roma.

Finalmente, ha invitado a la reflexión con la pregunta: "¿En quienes queremos vernos reflejados, en la imagen de dos personas enfangadas en el lodo y golpeándose mutuamente, como Goya pinto a los españoles, o en la parábola evangélica del

buen samaritano que se acercó a vendar las heridas y socorrer al tirado en la cuneta de la vida?".

"Pues para quitar discordia tanto vales, da remedio a nuestro males", ha concluido Blázquez, con esta cita del poeta Juan del Enzina.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.