La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, recoge que los hechos ocurrieron sobre las 5.50 horas del 22 de abril de 2016, en Albacete.

El acusado abordó por la espalda a la víctima, la sujetó con un brazo a la altura de los hombros y con la otra mano la introdujo por debajo de su falda, rompiéndoles las medias y tocándole los genitales por encima de la ropa interior durante unos segundos.

Sin embargo, al advertir la presencia de una persona que pasaba por la calle y que acudió a socorrer a la víctima ante sus gritos de auxilio, el acusado huyó del lugar.

Consulta aquí más noticias de Albacete.