hectárea de matorral y monte bajo en Portillo-Bozoo (, y se le imputa un delito de incendio forestal por imprudencia.

Según los datos facilitados por la Comandancia, a las 13.45

horas de aquel día se tuvo constancia de un incendio que fue totalmente controlado y apagado durante la tarde de ese mismo día.

Fuerzas del Cuerpo iniciaron entonces una investigación y la inspección ocular practicada en el lugar desveló la presencia, entre otras herramientas manuales, de un hacha, una hoz y una azada además deuna motosierra, supuestamente utilizada en alguna labor forestal y quefueron intervenidas.

Dichas labores no estaban autorizadas debido a las altas temperaturasregistradas esa jornada en la zona.

De las múltiples entrevistas mantenidas con posibles testigos yprofesionales que actuaron en el incendio, se averiguó que ese día vieron

a una persona en el lugar intentando apagar el fuego con unas ramas. La línea de investigación seguida tras la información recopilada durante la primera fase ha permitido vincular a F.C.U. con el incendio, por lo que ha sido investigado como presunto autor de un delito de incendio forestal por imprudencia.

Consulta aquí más noticias de Burgos.